El Cañero

6 de abril de 2017

Mujeres, más vulnerables a la depresión

Mariela Rosero Coordinadora
mrosero@elcomercio.com

Quito.- 1559 Pacientes del área de Psiquiatría del Hospital Pablo Arturo Suárez, en Quito.

No le gustaba ni borrar en las hojas, prefería arrancarlas de sus cuadernos y volver a empezar. Tras graduarse de bachiller con honores, Milena era exigente con ella misma y perfeccionista.
Así que al fracasar en la universidad, en una carrera y luego en otra, se desmoronó (va por la tercera).
La joven, de 27 años, iba de un psicólogo y psiquiatra a otro. Incluso ya tomaba medicación contra la depresión, diagnosticada un año atrás. Lo recuerda Gissela Echeverría, terapista familiar sistémica y especialista en EFT o la técnica de la liberación emocional.
La presión -relata- hizo que olvidara que la esencia humana es imperfecta. Sentía miedo a equivocarse y no podía concentrarse para estudiar, perdió una materia y dejó esa carrera.
Se odiaba, su cerebro estaba sometido a mucha presión, saturado de cortisol y adrenalina (hormonas del estrés), con las capacidades bloqueadas.
Circunstancias así, con antecedentes de dos semanas de tristeza permanente, y con pérdida de apetito, de sueño y de interés por actividades que solían dar placer, la viven 300 millones de personas en el planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Mañana 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud. Por eso la OMS emprendió una campaña, cuyo lema es “hablemos de depresión”. Esa es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en el planeta.

elcomercio.com 
Publicar un comentario