El Cañero

18 de abril de 2017

SOBRE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

Justiniano Estévez Aristy
(Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin) Mateo 24:6.
La primera guerra mundial produjo 10 millones de bajas y la segunda produjo alrededor de 50 millones de víctimas.
Una empezó en 1914 y terminó en 1918, mientras que la otra empezó en 1939 y terminó en el 1945.
El período de la segunda guerra mundial fue más prolongado que el de la primera. Estados Unidos sabe que una tercera guerra mundial puede prolongar su sangriento curso más allá de este ciclo récord y entrar a sus propios pies, a la manera intrusa de la tecnología misilística.
Con el apogeo de las armas nucleares y químicas en el mundo imperial actual, una tercera guerra mundial traerá más muertos que los producidos juntos en las dos guerras mundiales anteriores.
Estados Unidos está convencido de ello, desde luego. Rusia, también, y los aliados de estas naciones, por igual.
De modo que no es tan fácil inicial una guerra mundial que a fin de cuentas dejará muertos incontables a ambos bandos, colapso de las economías, hambrunas y pérdidas materiales incalificables.
No se trata tan solo de enfrentar un ejército contra otro, cuerpo a cuerpo, como sucedió en ambas guerras e incursiones aéreas de tecnología rupestres. No!!!
Ahora se trata de una guerra de tecnologías avanzadas donde Estados Unidos puede poner un misil en el trasero de Corea del Norte o en el espinazo de Siria, mientras los aliados de estos países pueden poner un misil en el mismo corazón de la Casa Blanca.
Sin embargo, es el momento de asustar al adversario con posiciones duras. Donald Trump no es loco ni cosa por el estilo, aunque se presuma lo contrario y Trump lo aparente.
No puede ser loco quien administra empresas, calcula muy bien y quien es capaz de llegar a la presidencia de su país, contra todos los pronósticos electorales.
La fanfarronería militar de Estados Unidos, empero, le ha dado buenos resultados al imperio. Bombardeó a Siria recientemente reduciendo a un 20% su capacidad militar aérea.
Publicar un comentario