El Cañero

12 de abril de 2017

Lagunas Redonda y Limón, vitrinas del ecoturismo en Miches

MANUEL ANTONIO VEGA
MICHES, El Seibo.- Allá… en el Este profundo, oculta por la  frondosa vegetación de manglares, cocoteros y añosos árboles, cruzando montañas y praderas, frente al océano Atlántico y a 16 kilómetros al Este del costero municipio de Miches, están, las espesas lagunas Redonda y Limón, dos santuarios de peces, mariscos y moluscos, que se han convertido en vitrinas del ecoturismo en el Este.
Ambos cuerpos de agua se ha convertido en receptores de las aguas que brotan de las empinadas montañas de la sierra de El Seibo.
La construcción de la autovía Punta Cana-Miches, Sabana de la Mar, sirve grandemente en las excursiones para conocer los extravagantes  cuerpos de agua, que transformará el ecoturismo en la región Este.
La diferencia entre ambas reservas científicas, está en que la Redonda es de agua salobre y la Limón de agua dulce.
Conjugadas con otros atractivos que adornan a Miches, estos recursos hídricos, serán, con un poco más de promoción, los lugares por excelencias del ecoturismo en toda la provincia de El Seibo.
El turismo o la industria sin chimenea tienen con las lagunas Limón y Redonda un sello de presentación en el Este.
Son reservas científicas por excelencia, que han logrado atraer a cientos de turistas, que movido por la curiosidad buscan conocer de sus entornos y viajar por sus cristalinas aguas para pescar peces y capturar moluscos y crustáceos.
Desde el agua, montado en un cayuco o bote, se pueden apreciar la gigante y estirada correa de montañas de la Cordillera Oriental, de donde se desprenden las aguas que bajan en escorrentías para alimentar el ancho cauce.
Además se puede apreciar el ganado y los cultivos agrícolas que se producen en las colinas adyacentes.
Miches, con sus lagunas Limón y Redonda, así como sus playas y saltos de agua, es el paraíso ecoturístico más impresionante de la zona Este del país.
REDONDA
La Redonda, es un escenario boscoso y de agua, matizado por cocoteros, mangles rojos, javillas, ceibas, cabirmas y otras especies, hacen del lugar un pedacito del mundo completamente bello y especial, para el esparcimiento.
El cuerpo de agua es impresionante y los espacios para el esparcimiento y la recreación, lo convierten un verdadero parque ecológico.
Protegida por la montaña Redonda y otras formaciones, La Redonda, se alimenta de las escorrentías que se desprenden de las empinadas correa de montañas que forman la Cordillera Oriental o Sierra de El Seibo, así como de las aguas subterráneas del Océano Atlántico, que se escapan por el denominado caño de  Celedonio.
El norte del extenso lago, es bordeado por la playa Esmeralda, con una extensa plantación de cocotero, que casi no dejan penetrar los rayos del sol.
Montaña Redonda es una de las cimas más alta, un lugar increíblemente atractivo y de donde se puede apreciar en su amplitud el cuerpo de agua.
La montaña que lleva el mismo nombre que el cuerpo de agua es la meca de los selfies, donde se cobra para escalar y hacerse fotos.
Desde allí se puede observar parte de la belleza ecológica de Miches, incluyendo sus dos hermosas lagunas: Redonda y El Limón.
Respirar y tomar oxigeno del microclima del lugar no tiene precio en el cuerpo humano.
Subir y bajar montañas y caminar por un sendero pedregoso y accidentado han ayudado a proteger al santuario de agua salada en Miches.
Las visitas de turistas y nativos son escasas, prácticamente solo es visitada por pescadores y dueño de fincas ganaderas, que se han establecido en sus alrededores.
La Redonda tiene una extensión de 101 km², una profundidad de 2 a 3 metros de profundidad. Es la única laguna que tiene comunicación con el mar a través del caño Celedonio.
UBICACIÓN
La reserva científica está localizada en el paraje Los Urabos, sección El Jobero, distrito municipal El Cedro, a 16 kilómetros al Este de Miches y cinco kilómetros al norte de la carretera que va a Bávaro.
Con relación a otras ciudades, Redonda está ubicada:            40 kilómetros de Sabana de La Mar; 41 kilómetros de El Seibo; 86 kilómetros de Higüey; 85 kilómetros de La Romana; 105 San Pedro de Macorís; 120 kilómetros de Boca de Yuma; 145 kilómetros de Punta Cana; 149 kilómetros de Boca Chica; 180 kilómetros de Santo Domingo.
FAUNA Y FLORA
Los cangrejos y los peces róbalo y tilapia, dominan la fauna, mientras que la avifauna está representado por el zaramagullón (Podilymbus podiceps), gallareta pico rojo (Gallinula chloropus), garza real (Egretta alba), rey congo ([[N ) y pato pescuecilargo (Anas acuta).
La flora acuática de laguna Redonda está conformada por especies microscópicas o planctónicas, entre las cuales son dominantes Nitzschia sp. y Pelurosigma formosum.
Como reptil solo está presente la hicotea o jicotea (Trachemys stejnegeri).
Las aves están en abundancia, destacándose garzas, gaviotas, guinchos, jacanas, martinetes, pelícanos, tijeretas, entre otras.
La población de la gallareta pico blanco Fúlica americana, las de los patos migratorios Anas discors y Anas americana y los patos criollos Podilymbus podiceps y Oxyura dominica, abundan en el bosque húmedo del cuerpo de agua.
En laguna Redonda proliferan más las poblaciones de animales de origen marino o de aguas salobres.
AMENAZAS
Algunas personas inescrupulosas han liberado el Pez Gato al cuerpo de agua de Launa Redonda, una especie introducida que extermina la nativa y que es capaz de sobrevivir en tierra y atacar aves, chivos y el ganado.
También el comején ya es una amenaza a la plantación de mangles rojo, que protege la reserva y que sirve de escudo a las plantaciones agrícolas en tiempo de huracanes y tormentas.
CÓMO LLEGAR
El acceso a esta Reserva Científica se logra avanzando en dirección Norte, por la carretera El Seibo-Miches.
Una vez se está en Miches, se sigue en dirección Este hasta llegar al poblado de Los Icacos y luego se camina en la misma dirección a Los Urabos.
Advertimos que sólo vehículos de doble tracción y motores de alto cilindrajes, pueden acceder al cuerpo de agua y aconsejamos llevar agua para mitigar el sofocante calor que da subir y bajar montañas.
LIMÓN
En la Isla Hispaniola existen cientos de lagunas y humedales naturales, pero la más extravagante y turística es la Limón en Miches, considerada por turistas nacionales y extranjeros como la reserva científica más importante de la zona por la biodiversidad que encierra y el interés turístico que ha despertado.
Es de agua dulce y tiene una extensión de 7 kilómetros cuadrados.
Bañada por las aguas de arroyos y ríos que atraviesan la carretera Miches-Higüey, la Limón, tiene una profundidad de 1.4 metros.
Unas 10 lagunas y pequeños lagos existen en el municipio de Miches, siendo las más destacadas La Redonda, de agua salada y Limón de agua dulce, donde acuden en masa turistas que se hospedan en los hoteles Bávaros, Higüey.
La flora y fauna son los motivos principales que llevan a turistas europeos y estadounidenses visitar especialmente laguna Limón, donde al parecer papá Dios puso todo empeño para obligar a los humanos a abrazarse a la naturaleza.
Como cuerpo de agua, la reserva científica es una controladora de la temperatura al absorber el calor, menguándolo en su proceso de elaboración del agua, creando un ambiente agradable en sus entornos, que tanto gusta al turista.
La humedad que imprimen sus aguas, permiten o favorecen el rápido crecimiento de los arbustos, así como la fauna, caracterizada por anfibios, crustáceos y peces, muchos de ellos en extinción.
EXCURSIONES
Tiene el mérito de ser la más visitada en toda la zona Este.
Guiados por Tours Operadores, establecidos en los hoteles de Bávaro, Berón y Punta Cana, en Higüey, los turistas una vez llegan a las lagunas Limón y Redonda, gustan montar en pequeñas embarcaciones, que lo llevan a permanecer hasta dos horas sobre las apacibles aguas y pescar moluscos, tilapias, robalos, camarones, almeja y caracoles, engulléndose algunas de estas especies que son comestibles.
Aquí la pesca es de importancia capital, debido a que conserva en sus aguas  miles y miles de tilapias, que fueron lanzadas en la década de 1970 para su reproducción.
Sin embargo, la falta de una política pesquera institucionalizada, está permitiendo que la pesca sea exageradamente excesiva y que pueda dar al traste con la extinción de la especie.
Fue declarada Reserva Científica en 1983, para proteger la fauna y flora que le rodean, pero esto ha sido infructuoso para las autoridades de Medio Ambiente y la Marina de Guerra, que tienen estafetas con vigilantes para su “cuidado y protección”.
Las aves acuáticas son otro de los atractivos de esta laguna.
La vegetación se puede apreciar mejor desde  las alturas, por lo que turistas prefieren trepar o subir a las montañas y colinas que la circundan para observar desde las alturas el esplendor y la exuberante vegetación que la bordea
La separa del mar una sábana o banco de arena.
AMENAZAS
La producción ganadera, la presencia del pez Gato y la pesca indiscriminada, constituyen las principales amenazas para los atrayentes recursos hídricos.

Desde las alturas, el cuerpo de agua se confunde con la inmensa costa playera de arena blanca bordeada de cocoteros.
Publicar un comentario