El Cañero

10 de abril de 2017

La existencia de Dios y la ciencia

Un tema que es siempre de discusiones permanentes es sobre la existencia de Dios y la ciencia.
Si buscamos la existencia de Dios en el materialismo no lograremos nunca tocarlo físicamente, pero él está presente en toda la naturaleza
Por: José Gómez Cerda | Fuente: Catholic.net
No sólo existe lo que conocemos físicamente.
Si buscamos la existencia de Dios en el materialismo no lograremos nunca tocarlo físicamente, pero él está presente en toda la naturaleza: la ciencia humana nunca descifrará la energía espiritual, lo sobrenatural, ni los misterios de la fe.
Dios no es un ser común. Él se sitúa fuera de éste orden, está por encima de lo físico material, siendo una voluntad divina, es una causa que se eleva por todo el ser.
Sabemos imperfectamente lo que Dios es. Sin poder aprehender su esencia en sí misma.
Dios es la esencia de la vida, misterio inaccesible a la simple razón, posee propiedad absoluta, tarde o temprano lo llegamos a conocer en su esencia misma, como Él es.
La fe, que es el conocer a Dios sin verlo, es el inicio de la vida eterna, una virtud sobrenatural.
La metafísica o « teología natural », es una ciencia que ordena lo racional o natural, parte de las cosas visibles, investigando la razón última, llega así al reconocimiento de la existencia de Dios por analogía, partiendo de la naturaleza.
La teología es la ciencia que nos conduce a los misterios revelados, arraigada en la fe, acompañada de la razón, es la ciencia de Dios: es la luz de la razón acompañada de la fe.
Los antiguos definían la Ciencia como el conocimiento de las cosas por sus causas (cognitio rerum per causas).

Se puede definir también que existen ciencias por el conocimiento de su demostración, por el conocimiento explicativo.
Publicar un comentario