El Cañero

4 de abril de 2017

Conteo e impugnación

Quito.- Las elecciones realizadas el domingo mantienen una deriva que preocupa. El Consejo Nacional Electoral (CNE), con 99,4% de votos contabilizados, ubica a Lenín Moreno (AP), a la cabeza, quien por tanto sería el virtual Presidente.
Por su parte, Guillermo Lasso (Creo-SUMA) dijo ayer que no puede aceptar el resultado, cuestionó el proceso y se propone impugnarlo.
Habla de fraude, pide recuento de votos y reclama una auditoría informática, además de la intervención de la OEA.
Los procesos de reclamos sobre el contenido de las actas y presuntas inconsistencias deben llevarse a cabo, en primera instancia, en el ámbito de las delegaciones provinciales del Consejo Nacional Electoral.
César Monge, director del movimiento CREO, afirmó el domingo en la noche que existían varios casos en los que se habría invertido el resultado a favor del oficialismo y puso un ejemplo.
En las delegaciones provinciales del CNE se han presentado 16 reclamos administrativos. A. País y la alianza Creo-SUMA cuentan con tres recursos que les permite primero objetar, luego impugnar y finalmente apelar los resultados electorales, presentando las evidencias en cada caso.

Lasso dijo en rueda de prensa que de acuerdo a sus propios cómputos, él tendría una ventaja frente al candidato del Gobierno. Es de esperar un proceso con respeto a la voluntad popular y en paz, y en el cual se agoten todas las instancias legales con las que se cuenta. elcomercio.com
Publicar un comentario