El Cañero

5 de abril de 2017

Consejos para fomentar el optimismo en la familia

Ser optimista es una experiencia, una actitud que se cultiva en la práctica y que puede cultivarse en el hogar
Para fomentar el optimismo en la familia es vital que intentes enfocarte en la búsqueda de soluciones en lugar de poner la atención únicamente en el conflicto. La vida familiar no es una línea recta, existen circunstancias diferentes ante las que debes desarrollar también habilidades concretas.
Con mucha frecuencia quienes tienden al pensamiento negativo se ponen excusas para no ser optimistas, sin embargo, tu perspectiva cambia cuando dejas a un lado la queja y das la bienvenida a la gratitud. Afronta la dificultad sabiendo que todo pasa, nada es eterno, por tanto, ni las alegrías permanecen eternamente ni los sufrimientos perduran hasta el infinito. Es decir, desde el contexto temporal, las circunstancias son relativas. Por esta razón, cuando estés viviendo una situación difícil intenta ponerla en el contexto del aquí y el ahora.
En el plano familiar es muy saludable establecer rutinas compartidas y disfrutadas en común. Por ejemplo, organizar excursiones en fin de semana, las comidas de domingo o cualquier rutina agradable; pero también es muy saludable que cada miembro de la familia tenga su propio espacio. Por tanto, también fomentas el optimismo a nivel familiar cuando potencias los planes con amigos.

Para fomentar el optimismo en casa también es saludable tener el ejercicio de higiene mental de diferenciar entre el plano profesional y el ámbito personal; es decir, al llegar a casa es recomendable no contaminar la convivencia con discusiones que están motivadas por asuntos profesionales. Vivimos en la sociedad de la prisa, sin embargo, intenta disfrutar de tu hogar desde la perspectiva de la calma.
Publicar un comentario