El Cañero

Cañero_183-1 by Miguel Rone on Scribd

13 de mayo de 2018

Obispos taiwaneses serán recibidos por el papa

La delegación de siete obispos taiwaneses arribó el 8 de mayo 
a Roma para realizar una visita ad limina en el Vaticano. 
(Foto cortesía de la Embajada de la República de China ante 
la Santa Sede, vía CNA)
Una delegación de siete obispos taiwaneses arribó el 8 de mayo a Roma (Italia) en su camino a la Ciudad del Vaticano para realizar una visita ad limina, la visita que los obispos diocesanos deben hacer al papa cada cierto tiempo, generalmente en un período de cinco a diez años, para informarle sobre la marcha de sus respectivas diócesis y a la vez presentar sus respetos ante las tumbas de San Pedro y San Pablo.
La delegación está compuesta por los obispos de Hsinchu, Taichung, Chiayi, Tainan, Hualien, y los arzobispos de Taipéi y Kaohsiung.
El embajador de la República de China (Taiwán) ante la Santa Sede, Matthew S. M. Lee, recibió a la delegación en el aeropuerto y conversó con los prelados brevemente, antes de que se dirigieran al Vaticano.
La visita anterior de los siete obispos taiwaneses al Vaticano fue hace diez años y esta es la primera visita ad limina que hacen durante el pontificado del papa Francisco, quien asumió el liderazgo de la Iglesia católica en 2013, explicó Lee.
El diplomático también señaló que, durante su estancia en el Vaticano, los obispos taiwaneses visitarán varios departamentos de la curia romana y serán recibidos en audiencia por Su Santidad.
La delegación preparó dos regalos para el papa Francisco. Uno de ellos es una porcelana Franz basada en una obra del misionero italiano Guiseppe Castiglione que sirvió ante la corte de la dinastía Ching (Qing, 1644-1912). El otro es una pintura del renombrado artista taiwanés Shen Chen.
El embajador Lee reveló que los prelados agradecieron la importancia que el Gobierno de la República de China otorga a su visita ad limina. Los obispos fueron recibidos por la presidenta Tsai Ing-wen antes de partir hacia el Vaticano. Además, el vicepresidente Chen Chien-jen los agasajó con un banquete a fin de manifestarles el apoyo del Gobierno a su misión y la importancia que otorga a las relaciones entre la Santa Sede y la República de China.

No hay comentarios: