El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

22 de septiembre de 2015

LOS QUE JUEGAN AL RATÓN PELAO.

Carlos Mejia Blanco

Estos seres perversos son de aquellos que se sientan en un sillón del parque y dice" Quiero ser millonario, pero sin dar un golpe". estos mismos se convierten en muchedumbre de los tumbas polvos, Maipiolos, chopos, adulones y pellizca quesos, creemos que cada fiera debe estar en su guarida, ellos se arremolinan en turbas para reclamar las cosas que no pueden conseguir por esfuerzo propio, actuando más bien como las hienas, porque no saben cazar con su propio esfuerzos o tal vez porque es más fácil el despojo, no conocen la palabra dignidad no está en su diccionario. Ni están dispuestos a sacrificar nada, mucho menos sus deleites.
Las matemáticas son exactas y nadie pero nadie la puedes cambiar, al menos que seas un mago o un dios. parece que estos conocen muy bien la regla del 72, aquella que actualizan los banqueros para duplicar el dinero " no la misma que uso "Jesús para multiplicar los panes y los peces". El asunto es que para aplicar la regla del 72 hay que tener dinero y hacer una buena negociación, para que el dinero pueda multiplicarse de existir un interés mucho mayor obtenido, a mayor interés la duplicación seria en menos tiempo.y para sacarse la lotería hay que jugar el numero y estar en la tómbola, entonces estarían entre las posibilidades.
Estos camajanes los encuentra en los partidos políticos, en los grupos religiosos, en sindicatos y gremios, clubes etc., sentados en los parques, parados en las esquina o simplemente haciendo negocios turbios, tienen la cachazas también de intervenir en los asuntos que no conocen, quieren vivir de aquellos que trabajan y hasta lo logran, principalmente con aquellos seres bondadosos o aquellos que tienen proyecto de trabajar para beneficiar a su comunidad. Estos individuos se agarran de cualquier cosa para llegar a sus objetivos y actúan como parásitos simplemente insertándose. Entonces preferimos montarnos en las bicicletas, motores, en las guaguas, carretas, coches, moto-conchos, carros de concho mas apretados que las sardinas, en los trenes, hasta seguiríamos transportándonos como lo hacen los hombres de fe " A PIES CON DIGNIDAD”
MAS SABE EL QUE QUIERE, QUE EL QUE PUEDE.

No hay comentarios: