El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

18 de julio de 2018

“Léele cuentos a tu hijo en tu idioma”


Por Belén Couceiro
Suiza.- Muchos niños en Suiza crecen en hogares en los que al menos uno de los progenitores habla español. En algunas ciudades del país se organizan talleres de cuentacuentos en español con un doble objetivo: ayudar a los padres a que los pequeños se familiaricen con la lengua de Cervantes y fomentar la lectura en familia.
Mujer con camisa blanca, tejanos y folios en la mano sentada en el suelo y mirando a cámara
La sociedad suiza es una de las más multiculturales del mundo fruto de la inmigración. En este país viven hoy más de dos millones de ciudadanos extranjeros que representan el 25% de la población total. Y casi la mitad de las parejas que deciden unirse en matrimonio están formadas por cónyuges de nacionalidades diferentes. De estos denominados ‘matrimonios binacionales’ nacen niños que crecen con dos o incluso más idiomas.
El Instituto Suizo para los Medios de Comunicación Infantiles y JuvenilesEnlace externo (SIKJM, por su sigla en alemán) anima a las familias migrantes a mantener su propia lengua y a comunicarse con sus retoños en el idioma que mejor dominan. Y para apoyar a los padres en esta tarea educativa ha creado el proyecto ‘Regálame un cuento’Enlace externo [Schenk mir eine Geschichte, en alemán]. Se trata de sesiones de cuentacuentos en varios idiomas que se llevan a cabo en diferentes municipios de la Suiza de habla alemanaEnlace externo (español en los cantones de Argovia, Basilea, Lucerna, Schaffhausen, Turgovia, Zug, Zúrich), y francesaEnlace externo (español en Lausana y Renens, cantón de Vaud).
Los talleres “se celebran en bibliotecas multiculturales”, que disponen de libros en muchos idiomas, pues “lo que se pretende es que los niños tengan acceso a cuentos de calidad”, explica Mónica Subietas. Esta barcelonesa es la animadora del taller en español que tiene lugar los miércoles por la tarde en la biblioteca HardauEnlace externo de Zúrich. “La única diferencia con un cuentacuentos ‘normal’ es que los padres están presentes”. Y es que el objetivo no es solo fomentar la lectura en familia, sino también la interacción entre padres e hijos a través de distintas actividades. La cita semanal “es un rato que los padres dedican tiempo de calidad a sus hijos”.
Además del español, estos cursos se imparten en más de diez idiomas –árabe, albanés, bosnio, croata, serbio, portugués, ruso, somalí, tamil, trigiña (Etiopía), persa, turco– y están dirigidos especialmente a familias que proceden de culturas donde no existe o se ha perdido la tradición de contar cuentos a los niños, o de países donde los libros infantiles no están al alcance de todos los bolsillos.

No hay comentarios: