El Cañero

4 de marzo de 2016

Ose fue, o "lo fueron" Carlos Romero, lectura de un "éxito maquillado" en Sura Dominicana

 Por Modesto Rodríguez
En la República Dominicana cuando relevan dramáticamente de un cargo a un funcionario ya sea público o privado dicen: "lo destutanaron". Eso traducido del "español dominicano" quiere decir que le dejaron sin cabeza administrativa, que le cancelaron o "lo botaron".
 Lo sucedido al saliente presidente de la aseguradora Sura Dominicana, el señor Carlos Romero, es comparable con esta forma de pensar del dominicano: "lo botaron". Elegantemente se ha puesto a circular la versión de que cumplió los nueve años en el cargo tras lo cual, según se ha dicho, la casa matriz Sura, con sede en Colombia, acostumbra a rotar a sus ejecutivos. Será bueno observar eso mismo con otros ejecutivos de los países donde Sura tiene ejecutivos designados, que deberán estar al poco de cumplir los nueve años al frente de las empresas.
 Si no ocurre la rotación con gerentes que también hayan cumplido los nueve años, entonces será fácil deducir que Carlos Romero fue relevado, no sólo por haber cumplido su calendario activo sino más bien por los escándalos que provocó en el mercado nacional del sector de los seguros, por la cadena de incumplimientos frente a los clientes de Sura Dominicana, tanto en el caso de siniestros como en los seguros de vida o de propiedad. Carlos Romero "lo fueron" o se tuvo que ir. Deja atrás una serie de situaciones conflictivas pendientes, muchas de ellas en los tribunales civiles, esperando fallo.
 Uno de los casos más importantes y sonados de incumplimiento afecta a una compañía que resultó perjudicada hace 5 años por un siniestro y que, a causa del retraso de Sura en completar el pago total de la indemnización, se vio obligada a acudir a los tribunales a reclamar el pago de su póliza. Esta empresa está reclamando el pago de más de 900 millones, pero los daños peritados superaron los mil millones de pesos.
 Las Pérdidas

 Por los datos que pueden investigarse, se estableció que Romero, al frente de Sura Dominicana, lejos de tener una gerencia "exitosa" como alegan, lo que ha tenido es una gestión "desastrosa". A pesar de que Sura Dominicana haya acumulado pérdidas abismales por 322 millones de pesos en el periodo enero 2012 a septiembre 2015, el ya ex primer ejecutivo de la aseguradora anunció a su salida que Sura Dominicana creció un 122%. Vaya maquillaje.
Publicar un comentario