El Cañero

13 de marzo de 2016

Herencia de servicio y compromiso comunitario

Para muchas personas vernos en la nueva etapa de servicio de nuestra vida ha sido chocante, por eso me permito introducir algunas cosas sobre mí que debes saber, vengo de una familia con alta tradición de servicio y de valores.
Según relata mi mentor y amigo, el Dr. Freddy Félix Isaac, mi padre fue el propulsor de los desfiles de carrozas en los bateyes, y en la investigación reciente en el AGN donde encontré la entrada de mi padre al país, él fue uno de los integrantes de la diáspora española que siempre se mantuvo al día en todo lo relacionado a ayudar a sus compatriotas. Cabe destacar que los raíles del ferrocarril que cruza nuestra ciudad, fueron construidos por mi padre, TOMAS CASANOVA LOPEZ, quien vivía en un vagón, se construía un kilómetro de vía, avanzaba y repetía el ciclo.
Mi madre, siempre se ha distinguido por un desempeño en favor de los demás, trabajo en los controles de rutas de guaguas de transporte, presidenta de la Cruzada de Amor y Encargada de los Comedores Económicos.
En nuestra casa solo entraba lo que se producía, ni a mí ni a mi hermano se nos permitía aceptar regalos de extraños y todo el barrio podía incidir en nuestra corrección. El libro de proverbios era el manual de vida por excelencia en la casa.
Esas enseñanzas moldearon nuestro carácter y nos hizo llegar a ser muy joven catedrática de una universidad, y por Disidencias seguir una vida de servicio comunitario con un perfil sumamente bajo, pero de trabajo constante en la comunidad.
Al evidenciarse cada día más acentuada la perdida de esos valores, la falta de confianza en Dios, el olvido del sacrificio para lograr obtener una patria libre, la liberalidad en el tema del sexo sin responsabilidad, el aumento de la violencia y una serie de detonantes que han incrementado la violencia y la inseguridad, empezamos hace dos años a trabajar con grupos cristianos y patriotas en el tema de revisión de valores.
Una amiga del grupo Hijos de Duarte, la Dra. Gladys Feliz, actual candidata a diputada por Polo Soberano y la FNP, nos llamó para ofertarnos integrarnos con una posición importante, de inmediato me negué, pero empecé a orar y a meditar, hace 1,3 años nos llamaron de nuevo, la respuesta fue la misma, continuamos trabajando a través de la iglesia donde me congrego y también a través de varias entidades donde pertenecemos, y en este proceso se presentaron situaciones a nivel personal que atentaron contra nuestras creencias cristianas, el valor de la familia, el matrimonio conforme al orden divino, y se creó un escenario que solo indicaba un camino, trabajar para lograr la permanencia de esos valores y lograr cambiar el ambiente de corrupción dentro el gobierno municipal.
Sabemos que es un reto fuerte pero a quien Dios llama Dios respalda, tenemos un programa de trabajo para presentar a la comunidad, el cual cubre de manera simple y estratégica los principios de la ley 176-07,  creemos que cumplir con descentralización, desconcentración, subsidiariedad, concurrencia, coordinación, eficiencia en la asignación y en la utilización de los recursos del estado, eficacia en el cumplimiento de los objetivos establecidos, equidad de género, transparencia, participación del munícipe, equidad social y concertación, usar sus 374 artículos como estrategia principal de trabajo, la Constitución como marco fundamental, la Convención de Bruselas del 1989, y sobre todo la guía divina para administrar la cosa pública como siempre lo hemos hecho en nuestra vida privada.
JUNTOS PODEMOS es un proyecto creado para los munícipes de LA ROMANA, los cuales merecen vivir en una ciudad armónica, viable, segura, desarrollada y ecoeficiente, yo solo soy un instrumento en las manos de Dios.
Publicar un comentario