El Cañero

4 de marzo de 2017

Realizan muestra del carnaval dominicano en el Museo Nacional Antropológico de España.

De izquierda a derecha Consul dominicano Rafael Acosta. Héctro Farías,
ministra Ligia Reid Bonetti y  embajador Aníbal de Castro
Madrid.- Un año más el Museo Nacional Antropológico de España,  vuelve con la fiesta carnavalera de la República Dominicana y lo realiza con la colaboración de la embajada, el Consulado General en Madrid y el Ministerio de Turismo dominicano. Dicho evento se realizó con motivo de celebrarse el 173 aniversario de la Independencia Nacional.
La actividad mostró el carnaval como un verdadero sello de la identidad común de los dominicanos, una continuación de prácticas tradicionales, ciertamente con influencia de España, que logran hoy reunir lo más divertido y colorido del alma nacional. Las instituciones se han unido para celebrar el carnaval del país como una de las “festividades más coloridas de todo el Caribe”, en palabras de los expertos del museo madrileño. 
Hay que resaltar que el evento fue organizado por Héctor Luis Farías Bautista, quien es estudiante de danzan contemporánea en la Universidad Rey Juan Carlos becado por el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT). El joven bailarín realizó un excelente montaje, donde se pudo observar los personajes típicos del carnaval, los bailes y sobre todo nuestra música pintoresca. Héctor, es un joven que ha puesto el nombre de la Republica Dominicana en alto, ya que ha tenido la oportunidad de realizar actividades culturales sobre la nación.

El carnaval de la República Dominicana es una de las festividades más coloridas de todo el Caribe. Las calles de todas las ciudades rebosan de personas desfilando a ritmo de comparsas. Numerosos personajes caricaturescos cómo diablos cojuelos o lechones persiguen a los asistentes y se burlan de sus miedos. Son muy populares las mujeres disfrazadas llamadas “robalagallina”. Aunque su origen está en la primera etapa colonial, la tradición europea evolucionó luego precisamente hacia una farsa de los habitantes de la isla sobre los conquistadores. 
Publicar un comentario