El Cañero

4 de marzo de 2017

Más del 20% de médicos y enfermeras no quieren atender pacientes con VIH-Sida

Yasmel Bueno
Doctor Víctor Terrero, director del Consejo Nacional para el VIH y el
Sida (CONAVIHSIDA)
SANTO DOMINGO, República Dominicana.- A pesar de los esfuerzos y campañas desplegados por las autoridades y la sociedad civil, en el sistema de salud persiste un alto nivel de discriminación en contra de las poblaciones clave y las personas con VIH, afirmó el director del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero.
El funcionario dio a conocer datos del estudio “Estigma y discriminación hacia poblaciones clave en los Servicios de Atención Integral”, auspiciado por esa institución y realizado por la doctora Claudia Valdez, en ocasión de conmemorarse el 1 de marzo del Día Internacional Cero Discriminación promovido por ONUSIDA.
Según el estudio, al 21% de los médicos y enfermeras les preocupa colocar un vendaje a un paciente con VIH, en tanto que al 28% les preocupa tomar una muestra de sangre.
 “El 18 por ciento del personal de salud destacado en hospitales dijo sentirse preocupado por tocar a un paciente con VIH, y eso refleja un alto desconocimiento de las formas de transmisión del VIH”, puntualizo Terrero.
Aseguró que hay personas que prefieren morir antes que ir a los médicos por el temor de ser discriminados por su condición.
 “Los centros hospitalarios –adujo el funcionario – violan día a día todos los protocolos de atención, movidos por el prejuicio y el desconocimiento de gran parte de su personal”.
Dijo que las mayores formas de discriminación parten de médicos y enfermeras, que parecen no entender la dinámica de transmisión del VIH.

Publicar un comentario