El Cañero

4 de marzo de 2017

Isla Saona, un atractivo turístico por explotar

MANUEL ANTONIO VEGA
ISLA SAONA.- Con el legado histórico de los indígenas taínos a cuesta, que la llamaban con el nombre de “Adamanay” y con dos asentamientos humanos que no superan las 70 casas y 500 habitantes, la Isla Saona, es un paraíso ecológico y turístico explotado por extranjeros, pero desconocido por la generalidad del dominicano.
Adyacente al parque Nacional Cotubanamá, esta estructura de tierra y rocas cálcicas, es poseedora de una belleza sin par, que se ha convertido en un “imán” de la industria sin chimenea en la zona oriental de la isla Española.
Sus atractivos van desde hermosas playas de arena blanca, cocoteros, la espesa vegetación de manglares y la afamada e histórica cueva “Cotabanamá”, donde arrastra la historia ancestral, se refugió el cacique taino, huyendo a la persecución de Nicolás de Ovando, que finalmente lo atrapó y ejecutó.
Los cocoteros con su alto follaje sirven de cobijas a las humildes viviendas del pequeño asentamiento humano en la isla.

Sus playas de cristalinas aguas y arena blanquecina, sirven de cama y baño a cientos de turistas que frecuentan el lugar.
Publicar un comentario