El Cañero

7 de marzo de 2017

EL PADRE HENRI LACORDAIRE

José Gómez Cerda
Uno de los precursores del catolicismo social moderno es el Padre Henri Lacordarie. Sus ideas sociales fueron antes de la famosa encíclica del Papa León XIII, Rerum Novarum.
A él debemos recordar todos los que laboramos  en los trabajos sociales de la Iglesia; religiosos y laicos.
El supo usar eficazmente los medios de comunicaciones, especialmente la oratoria y la prensa, que eran las herramientas directas de su época, para comunicarse con el pueblo.
SU JUVENTUD
Henri  Lacordaire nació el 12 de mayo de 1802, en Recey-sur-Ource. Su padre murió cuando tenía cuatro años,  quedó al cuidado de su madre una valiente cristiana.
Ella venía de una familia de abogados, educó a su hijo para ese oficio. Estado en la escuela él perdió la fe.
Hijo de un médico de Dijon, que en los años de la segunda enseñanza y de la carrera en la Escuela de Derecho (École de Droit), abandonó la fe de su infancia, estudió  en París.
Se hizo abogado en una etapa de incredulidad, interesado en la historia y las ciencias sociales, habiendo leído « El Genio del Cristianismo », de Chateaubriand, se convirtió a la fe en 1823, abandonó su profesión de abogado, quería dedicarse al catolicismo social.

Entró en el seminario de Issy el 12 de mayo de 1824 y a pesar de la falta de entusiasmo de sus superiores, fue ordenado sacerdote por Monseñor de Quélen, arzobispo de Paris el 22 de septiembre de 1827.
Publicar un comentario