El Cañero

3 de mayo de 2017

Publicidad por estados de ánimo, el inquietante futuro a la vuelta de la esquina

Ya es posible detectar el estado de ánimo y saber cómo se sienten los usuarios y consumidores
Uno de los escándalos de los últimos días, que ya ha tenido su momento de viralidad y su momento de disculpas por parte de la compañía afectada, estuvo muy relacionado con las emociones, las redes sociales y cómo las primeras se podían usar en las segundas para segmentar anuncios mucho más efectivos.
Según un estudio que fue filtrado a la prensa australiana y que Facebook había realizado (y que la compañía asegura que nunca se usó para vender anuncios), es posible detectar el estado de ánimo de los adolescentes y saber cómo se sienten. Los datos permiten identificar los momentos en los que se sienten inseguros o que no valen nada, lo que abriría la puerta a vender publicidad ligada a ello.
Facebook ha dejado claro (sus portavoces se han apresurado a señalarlo a los medios estadounidenses) que la información se recopiló solo para ayudar a las marcas a comprender cómo la gente se expresa en la red social. "Facebook no ofrece herramientas para segmentar a las personas en base a su estado emocional", señalan.
Pero, a pesar de ello, el estudio y sus ramificaciones se ha convertido en piedra de escándalo para Facebook y, sobre todo, en una llamada de atención general para la industria. Porque, por un lado, el estudio se ha centrado en un grupo de población delicado y porque, por otro, está dejando claro que las compañías online (y gracias a ellas los anunciantes) podrían tener herramientas para detectar cómo nos sentimos y vender acorde a ello. ¿Te sientes triste? Este es el producto que necesitas en este momento.

La publicidad por estados de ánimo no es exactamente nueva Y, aunque ahora se ha producido un pequeño pico de interés ligado a este estudio concreto y a quien está detrás, lo cierto es que no es algo exactamente nuevo. La publicidad emocional, esto es, la publicidad que segmenta a los consumidores por sus emociones y por su estado de ánimo lleva rondando ya mucho tiempo. Como recuerdan en un artículo en Mashable, ya hace unos años Google compró una startup que estaba trabajando justo en este tipo de posibilidades y no es la única. En los últimos tiempos se han registrado patentes y se han realizado movimientos en este sentido. puromarketing.com
Publicar un comentario