El Cañero

26 de mayo de 2017

Asia se está uniendo para desplazar a EE.UU. como hegemonía: "Es el continente del siglo XXI"

Asia se está uniendo para desplazar a EE.UU. como 
hegemonía: "Es el continente del siglo XXI "Imagen 
ilustrativa / Yuriko Nakao / Reuters
El ambicioso proyecto de China de recuperar la antigua Ruta de la Seda, que fue presentado oficialmente en Pekín hace un par de semanas, ha puesto de manifiesto que la cooperación entre las economías asiáticas para conseguir una región más integrada es cada vez más fuerte. Así, aunque el continente cuenta con numerosos foros o asociaciones desde la década de los 90, su poder y su influencia han aumentado en los últimos años, e incluso, han nacido otros espacios que están determinando el orden mundial.
"Mientras en Occidente, y especialmente en Europa, se está dando un proceso de desintegración, como han demostrado el Brexit o el auge de los partidos de extrema derecha, en el continente asiático está sucediendo justamente lo contrario. Asia es el continente del siglo XXI. Hay un proceso de integración, aunque todavía bastante desestructurado, que acabará produciendo algún tipo de organización integrada", asegura a RT Fernando Moragón, presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia.
La clave fundamental: la Organización de Cooperación de Shanghai
Entre las organizaciones existentes destaca, sobre todo, la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), creada en 1996, y de la que forman parte China; los países de Asia Central, a excepción de Turkmenistán; y Rusia. El próximo 8 y 9 de junio sus líderes se reunirán en Astaná para aprobar el ingreso de dos importantes países de la región, India y Pakistán, en la organización, además de abrir previsiblemente las negociaciones con Irán para que pase a ser un miembro de pleno derecho.
Hay que tener en cuenta que, actualmente, la República Islámica forma parte de la organización como país observador, al igual que Bielorrusia, Afganistán y Mongolia. Otros países, entre los que destaca Turquía, tienen el estatus de 'socios de dialogo'. "Esta es la organización que más posibilidades tiene de convertirse en una futura organización asiática con competencias en materia económica y de seguridad, así como en temas culturales, que sea la pieza fundamental para articular el resto de foros u organizaciones", explica Moragón.
Es precisamente en materia económica y de seguridad donde la región de Eurasia ya cuenta con dos instituciones clave bajo influencia de Moscú. Por un lado, la Unión Económica Eurasiática (UEE), creada en 2015, y que funciona como unión aduanera, aunque sin ningún tipo de integración política ni monetaria. Y, por otro, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, una organización político - militar que cuenta con más de 20 años de funcionamiento.  RT


Publicar un comentario