El Cañero

21 de mayo de 2017

La irónica profesión del escritor

Jimmy Feliz
La Caleta, Provincia Santo Domingo.- Los escritores profesionales son aquellos que asumen un compromiso ético-moral para escribir, por lo que no ven el ejercicio intelectual como una simple aventura o pasatiempo. Los escritores profesionales en la mayoría de los casos, quedan vulnerables ya que dicha profesión no le garantiza dignamente la economía necesaria para su supervivencia y aun así mantienen su vigor con la producción, generación o difusión de ideas con propuestas razonables o viables (dependiendo del enfoque preferencial).
La globalización en cierto sentido le ha quitado la formalidad a muchas partes académicas que eran monopolizadas por una parte específica dentro de las sociedades, hoy cualquiera puede escribir y publicar sin atender a ningún criterio estético, estructural, ideológico, etc...Lo que presenta el famoso dilema: "muchos libros se publican anualmente y pocos valen la pena leerse".
El escritor profesional no debe tener una titulación que lo acredite como tal, ya que su principal carta de validación es la sinceridad con la que reconoce sus propios defectos, talento, creatividad e innovación, velando a toda hora por fortalecer sus fortalezas y disminuir debilidades.

Los escritores profesionales a diferencia de los "escritores aficionados" siempre están buscando mejorar sus escritos, no porque sufran de egolatría o perfeccionismo, sino más bien porque comprenden que la vida constantemente se renueva y en ese proceso misterioso, arrastra consigo todas las manifestaciones del pensamiento. (1914)
Publicar un comentario