El Cañero

16 de mayo de 2017

Listos para dar la pelea legal

Los municipios sufrirán recortes de entre 25 a 45% de sus
depósitos en el BGF
Foto: Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO
San Juan, PR.- Como si la tormenta que se aproxima para las arcas municipales fuera insuficiente, los regentes de los 78 municipios autónomos de Puerto Rico se enteraron ayer que sufrirán recortes de entre 25% a 45% de los depósitos que tienen en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), entidad que pavimenta su camino para la liquidación.
En el caso de San Juan, eso pudiera implicar un recorte de entre $21.6 millones a $64.8 millones, según estimados preliminares con los que cuenta el ayuntamiento. Por tal razón, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, comentó ayer a EL VOCERO que no descarta demandar al banco en caso de que el diálogo no prospere.
Reaccionó asombrada con que se les haga pagar a los municipios por una situación de insolvencia que ellos no causaron. “Nosotros no le debemos dinero al BGF, no emitimos deuda a nombre del BGF, así que no vemos la razón de que nos traten como se trata a los bonistas. Nosotros no causamos la situación de insolvencia del BGF”, comentó Cruz Soto.
Similar se expresó el presidente de la Asociación de Alcaldes, Rolando Ortiz, quien lamentó que se penalice “al mejor acreedor del gobierno”, en referencia a los municipios cuyos préstamos tienen fuente de repago, están al día y están prepagados por un año.
Cuando se le preguntó si auscultan acciones legales, Ortiz contestó que tendrían que mirar los documentos oficiales primero, porque “el gobernador tomó esa decisión sin consultar con los alcaldes”.
Cruz Soto le comunicó ayer oficialmente a la Asociación que el municipio había contratado los servicios de la firma legal Chadbourne & Parke, que participó en el proceso de quiebra de la Ciudad de Detroit.
La alcaldesa acordó para hoy una reunión con el presidente del BGF, Christian Sobrino, en la que participarán sus representantes financieros y legales. Sus abogados están evaluando, dijo, posibles cursos de acción “dirigidos a salvaguardar los depósitos y recursos del municipio”.

Una situación delicada Este recorte se suma a otros golpes financieros que han tenido que afrontar los ayuntamientos, como el recorte de $350 millones al subsidio gubernamental y la reducción de 15% a la Contribución en Lugar de Impuesto (CELI), que les permite pagar menos por la factura de energía eléctrica. Además, se le eliminará el CELI a las corporaciones municipales. El Vocero
Publicar un comentario