El Cañero

23 de mayo de 2017

A otra etapa el retiro de empleados Expectativa ante el eventual ajuste en el pago a los jubilados

Carlos Antonio Otero

El Gobernador Ricardo Rosselló, junto al representante de la junta fiscal,
Elías Sánchez
San Juan, PR.- Del presupuesto contemplado de $9,284 millones por el gobierno de Puerto Rico para el nuevo año fiscal, ya la administración de Ricardo Rosselló estimó los cerca de $1,500 millones que destinará para el pago a los jubilados del Sistema de Retiro de Empleados Públicos.
De esta manera, el gobierno asume –como corresponde por ley- con su responsabilidad de pagar por las pensiones ante la insolvencia del sistema, cuyos ingresos apenas alcanzan para cubrir ni siquiera el servicio de su deuda, que totaliza una cifra menor a lo que reciben los retirados.
Con el pedido de Rosselló para que la Junta Federal de Control Fiscal solicite la inclusión de Retiro en el proceso de ajuste de deuda o quiebra bajo el Título de la Ley Promesa, el sistema de pensiones de los empleados del gobierno central entra en una nueva etapa con una reorganización de su estructura que supondrá un recorte que aún está por definirse.
A preguntas de EL VOCERO, el representante del gobernador ante la junta fiscal, Elías Sánchez, dijo que la decisión de Rosselló lo que hace es colocar “un manto de protección sobre los pensionados”. Indicó que en el presupuesto preliminar ya está contemplada la partida para el pago a los jubilados, y “para eso han sido todas las medidas que se han pasado”.
Los estimados del gobierno indican que a septiembre próximo ya se habrán agotado los recursos de Retiro para cubrir sus obligaciones. Sánchez dijo que al presente quedan unos $300 millones en activos.

Los activos del sistema se han agotado de manera acelerada en los últimos años y, por ejemplo, al primero de diciembre pasado trascendió en las vistas de transición que estos sumaban $1,288 millones y 30 días después quedaba poco más de $1,089 millones.
Publicar un comentario