El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

27 de mayo de 2016

Plan antiterrorista y aumento de tráfico crean caos en aeropuertos de EEUU

Más sobre: TSA, aeropuertos estadounidenses, seguridad aérea, seguridad aeropuerto, seguridad aviones, Peter Neffenger, pasajeros aéreos, ver todos.
Las largas colas en los aeropuertos de Estados Unidos continuarán probablemente durante todo el verano como resultado la intensificación de medidas de seguridad y los cambios realizados para reducir el riesgo de ataques terroristas, sumado al crecimiento del tráfico de pasajeros; según ha explicado al Congreso estadounidense el jefe de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), Peter Neffenger. Ha asegurado que, incluso, con ayuda de personal adicional, los americanos tendrán apenas “un escaso alivio a su larga espera para pasar los controles de seguridad”, más aun teniendo en cuenta que este año se prevé el tránsito de 97 millones más de pasajeros que hace tres años.
El jefe de la TSA compareció este miércoles ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes (cámara baja del Congreso de los Estados Unidos) para intentar explicar por qué son tan largas las colas de seguridad en los aeropuertos, citando como algunas de las causas los cambios realizados para reducir el riesgo de ataques terroristas, que incluyen de las grabaciones de vuelos, cacheos más meticulosos, escaneo al mismo tiempo que puestos de control con poco personal.
The Washington Post ha identificado las cuatro causas principales de esta situación, según explican en el siguiente vídeo.
Se prevé que este verano volarán en rutas domésticas 231 millones de pasajeros, un 4% más que en la temporada estival de 2015. Una gran mayoría viaja solo con equipaje de mano para ahorrarse los fee de equipaje que cobran las aerolíneas, lo que aumenta el número de revisiones y escaneo de equipaje.
Según recoge The Washington Post, Neffenger, apuntó que se prevé que este año pasen por los controles de seguridad de la TSA 97 millones de pasajeros más que hace tres años, por lo que “agregar varios cientos de nuevos escáneres, pagar horas extras y dar a trabajadores a tiempo parcial de la TSA puestos de trabajo a jornada completa, no será suficiente para hacer que las largas colas se evaporen”, dijo Neffenger.

Admitió que estaba claro que el congestionamiento en los principales aeropuertos del país continuaría en temporada de verano, si bien consideró que “a corto plazo, trabajando juntos la TSA, aerolíneas, aeropuertos, el Congreso y los viajeros, se podría mejorar algo la experiencia de los pasajeros”.

No hay comentarios: