El Cañero

12 de mayo de 2016

Corrupción y favoritismo en proyecto de Odebrecht en Dominicana

ANTONIO MARIA DELGADO
adelgado@elnuevoherald.com
Dibujo de proyección a futuro de la planta termoléctrica 
que se construye en Punta Catalina.
El gobierno dominicano podría haberse comprometido a pagarle el doble a la empresa menos calificada cuando escogió a la atribulada compañía brasileña Odebrecht para la construcción de una central termoeléctrica en Punta Catalina, en un proyecto plagado por acusaciones de favoritismo y de sobrefacturación de precios.
Documentos obtenidos por el Nuevo Herald muestran que el gobierno dominicano suministró a Odebrecht información privilegiada para ayudarle a ganar la licitación para la construcción del proyecto eléctrico y que la compañía brasileña posteriormente facturó salarios exorbitantes para los trabajadores de la obra, bajo un esquema que llevaba a un soldador a ganar más que el presidente de la república.
Los salarios cotizados por Odebrecht convertirían a los empleados de la obra en los trabajadores mejor pagados de República Dominicana, con sueldos que supera en hasta mil veces el salario mínimo estipulado en el país para las mismas profesiones. Bajo el esquema, los soldadores contratados para la obra recibirían $99.96 por hora, los capataces $49.40 por hora y los albañiles $32.42 por hora, señala el contrato aprobado apresuradamente por el Congreso dominicano, aún cuando Odebrecht ya era investigada en Brasil por Corrupción.
Asimismo, carpinteros tenían previsto recibir $32.42, los electricistas $29.25 y los operadores de producción $21.91 por hora. 
Los salarios más bajos están reservados para los “trabajadores no calificados”. No obstante, los $18.55 la hora que éstos tenía previsto cobrar superaban los $16 por hora que cobra en promedio un soldador en Estados Unidos. (Nuevo Herald)
Publicar un comentario