El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

23 de junio de 2020

Reaccionar a las debilidades


Por Hoy - Editorial
El resultado de alcanzar una mayor toma de muestras sobre la presencia del virus SARS-CoV-2 en la población da fe de una débil contención a contagios de la enfermedad covid-19 como si hubiese estado faltando rigor al demandar uso de mascarillas, respetar el distanciamiento físico y acogerse al toque de queda para mantener aún más desconectada a la gente. El cierre de actividades laborales, de más intensidad semanas atrás, no se traduce en disminución de defunciones y hospitalizaciones y pasa a sentirse una tendencia que presagia agotamiento de capacidades para prevenir y asistir a enfermos. Se hace más común que centros de salud públicos y privados se declaren sin capacidad para aceptar más pacientes.
Las autoridades parecían conscientes de que con la desescalada vendrían más infecciones y preocupa que en consonancia la previa habilitación de instalaciones adicionales para alojar y aislar a portadores y pacientes no sea en este momento una realidad tranquilizadora. Rige el estado de emergencia. La cuarentena vale todavía para desempeños educativos, deportivos, hoteleros y de bares. La vida nocturna sigue apagada y no se autorizan actos de masa. Visiblemente, los controles sobre el discurrir de la población en medio de virus ameritan reforzamientos o reorientaciones. Su efectividad está menos demostrada y la sociedad tiene más motivos que antes para preocuparse.
En adiós a la viuda Álvarez
El fallecimiento de doña Matilde Soto viuda Álvarez enlútese a una destacada descendencia surgida de su unión con don Mario Álvarez Dugan, el titán de prensa que en su ejercicio dejó un rastro luminoso en toda una etapa de la comunicación social, incluyendo haber dirigido el periódico El Nacional, que prestigió y mantuvo, como debe ser, al servicio de los intereses de la sociedad, y al propio diario HOY donde honramos su memoria. La redacción lleva su nombre y en ella culminó su meritoria carrera.
La partida de su cálida compañera de vida es motivo de desconsuelo para quienes guardamos, en HOY, gran respeto a su esposo, orgullosos de haber estado bajo sus órdenes, sabias y constructivas. Vemos en doña Matilde y en sus hijos, de trayectoria ejemplar: Jaime, Mario y Emil, clara extensión del inolvidable don Cuchito.

No hay comentarios: