El Cañero

3 de mayo de 2017

Renunciará al cargo el primer ministro checo

La dimisión, por diferencias con un polémico magnate
PRAGA (The New York Times).— El primer ministro de la República Checa ofreció su renuncia argumentando que ya no podía trabajar con su ministro de Finanzas y rival político, un multimillonario populista cuyo partido es el favorito en las elecciones del mes de octubre.
El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, dijo que se reuniría con el presidente Milos Zeman esta semana para presentar formalmente su dimisión y la del gabinete. No estaba inmediatamente claro si el mandatario aceptaría la renuncia.
En rueda de prensa, Bohuslav Sobotka señaló que no podía defender la conducta del ministro de Finanzas del país, Andrej Babis, magnate convertido en político que ha rechazado comparaciones frecuentes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El empresario checo, una de las personas más ricas del país, comenzó una firma de fertilizantes después de la caída del comunismo y en los últimos años lo convirtió en el conglomerado Agrofert, que ahora emplea a 33,000 personas a través de una serie de compañías, incluyendo dos periódicos, una estación de radio y un canal de música en la televisión.

El primer ministro aludió al magnate diciendo que “es inaceptable que el ministro de Finanzas no sea capaz de demostrar el origen de su propiedad, sobre todo desde que es miembro de un gobierno que ha construido su programa en una lucha contra la evasión de impuestos”, en rueda de prensa.
Publicar un comentario