El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

15 de enero de 2009

Misa de Acción de Gracias por aniversario del Banco Popular

El señor Manuel A. Grullón mientras pronunciaba palabras de agradecimiento.
Otras 12 eucaristías fueron celebradas simultáneamente en igual número de provincias.
A la misa, celebrada el miércoles 14 de enero en la Catedral Menor Santa María de la Encarnación, asistieron destacadas personalidades tales como el gobernador del Banco Central, licenciado Héctor Valdez Albizu y el superintendente de Bancos, licenciado Rafael Camilo, entre otros funcionarios del sector.

Por el Banco Popular estuvieron presentes los señores Alejandro E. Grullón E., presidente del Consejo de Directores del Grupo Popular y su esposa Melba Segura de Grullón, Manuel A. Grullón, presidente del Banco Popular Dominicano y su esposa Rosa de Grullón, los miembros del Consejo de Directores y sus esposas, accionistas, funcionarios, pensionados y personal de la institución. Entre los invitados externos se encontraron clientes, relacionados de la institución, representantes de los medios de comunicación y líderes de opinión pública.
Con este acto religioso, el Banco Popular quiso agradecer a Dios, a su personal y a sus clientes, por el apoyo a una historia de éxitos que se inició hace nueve lustros, en la ciudad de Santiago de los Caballeros, cuando el señor Alejandro E. Grullón E. y un grupo de dinámicos empresarios pertenecientes a la Asociación para el Desarrollo, Inc., quienes concibieron la idea de crear un banco nacional privado, que lo mismo atendiera a pequeños negocios y hombres emprendedores que a grandes empresas sólidamente establecidas.
En su homilía, el Monseñor Arnáiz, resaltó la contribución del Banco Popular al desarrollo económico y social de la República Dominicana, y elogió la eficiencia con que sus ejecutivos han manejado el primer banco de capital privado dominicano.
Exhortó a sus directivos a continuar con el sentido de solidaridad y cooperación con que tradicionalmente han respondido a las demandas de los diferentes sectores nacionales.
También fueron celebradas otras 12 misas en las provincias de Higüey, San Juan de la Maguana, Barahona, Baní, San Pedro de Macorís, La Romana, San José de Ocoa, Santiago de los Caballeros, La Vega, Puerto Plata, Moca y San Francisco de Macorís.
Un poco de historia
El 2 de enero de 1964 abrió sus puertas en Santo Domingo el Banco Popular Dominicano, distinguiéndose desde sus inicios por ofrecer facilidades de crédito a las pequeñas industrias, por atender las necesidades de ahorro y préstamos del sector rural, y por la apertura de cuentas de ahorros y corrientes con bajos depósitos.
En todos estos atributos desarrollistas fue pionera la entonces joven entidad bancaria, y poco tiempo pasó para hacerse tan popular entre los dominicanos como pretendía su nombre. Su crecimiento fue gradual, pero sostenido, estableciendo oficinas comerciales allí donde se detectaban núcleos de población que requirieran los servicios de la banca, abarcando tanto los centros urbanos como pequeños pueblos costeros y del interior.
Tras ganarse la confianza de los ahorrantes dominicanos, en los años 70 el Banco Popular consolidó su etapa de madurez e inició un ciclo de expansión en los 80, el cual repunta con su paso a la multibanca en el primer lustro de los años 90, en procura de atender las diversas necesidades financieras de la comunidad empresarial y el público en general.
Durante estos cuarenticinco años de servicios, el Banco Popular ha sido presidido por su fundador, señor Alejandro E. Grullón E., durante el período 1963-1986; señor Pedro A. Rodríguez, del 1986 al 1990, y desde 1990, por su actual presidente, señor Manuel A. Grullón.
Hoy, el Banco Popular se caracteriza por su eficiencia en el servicio a las empresas y la calidez en el servicio personalizado a sus clientes, factores que han contribuido a reafirmar su liderazgo en el mercado financiero dominicano. Esta conjunción de atributos ha hecho posible que conserve actualmente una cartera de clientes de más de dos millones de personas, por lo que se estima que más del 50% de las familias y empresas dominicanas mantienen al menos una relación de negocios con el Banco Popular.
Estos breves trazos históricos muestran el progreso del Banco Popular Dominicano. Revelan el porqué de su liderazgo en la industria financiera dominicana, y lo posicionan ventajosamente de cara al nuevo milenio, para competir con éxito en una economía sin fronteras y satisfacer las necesidades y expectativas de quienes han sido el soporte de sus éxitos y a quienes se deben: sus clientes.

No hay comentarios: