El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

10 de septiembre de 2020

OPINION: Publicidad gubernamental y medios digitales

El autor es director del periódico Municipiosaldia.com
y director de Finanzas
e l da Sociedad Dominicana de
Medios Digitales (Sodomedi). Reside en Santo Domingo.
Por Augusto Valdivia
Según los indicadores estadísticos del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), al pasado mes de julio de este año República Dominicana contaba con 9,816,098 aparatos móviles y una teledensidad aproximada a 9 por cada 10 habitantes, solo faltaría establecer qué porcentaje de la población opta por leer noticias o mantenerse informado a través de sus móviles, aunque nos atrevemos a afirmar que actualmente es la principal fuente informativa del país, inclusive por encima de la televisión.
A 2018 el estudio “Comprendiendo los retos al desarrollo del e-commerce en la República Dominicana”, realizado por la Cámara Americana de Comercio (AmchamDR), reflejó que entre 2016 y 2018 más de seis millones de personas tienen acceso a internet con un nivel de penetración del 58%, proyectando una inversión publicitaria en los medios digitales del 36% para 2020.
La riqueza del tecnosistema en República Dominicana ha permitido el emprendimiento a gran parte de los profesionales del periodismo, las relaciones públicas, la publicidad y otras ramas de la comunicación con el afianzamiento de la web 2.0 y el desarrollo de la web 3.0, optimizando los contenidos y fidelizando los consumidores dichos contenidos.
Muchos periodistas se han visto en la necesidad de emprender en los medios digitales empujados por una realidad deprimente en las grandes empresas de la comunicación, donde el 72% devengaba un salario mensual por debajo de los 30 mil pesos, según el estudio realizado en 2016 por el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), auspiciado por el Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
A todo esto se suman el pluriempleo, las jornadas interminables, la inseguridad frente a amenazas y otros riesgos en el ejercicio, sin garantías de una pensión digna al final de sus días que les permita ver crecer sus familias con dignidad y sin caer en las garras de la corrupción.
A pesar del gran crecimiento económico que exhibe el país, comparado con otros países de América Latina y el Caribe, la mala distribución de las riquezas no reduce las desigualdades sociales de la población, pero ese mismo comportamiento se refleja en la inversión publicitaria gubernamental que según el estudio “Autopsia fiscal”, realizado por Oxfam en República Dominicana durante el período fiscal 2013-2019, los gastos en publicidad y propaganda gubernamental crecieron al 12.6% anual, donde solo desde la Presidencia de la República se gastó RD$1,192.6 millones, de los cuales los medios digitales solo recibieron boronas que no dan ni siquiera para estar al día con los múltiples gastos impositivos que les aplican como si fueran grandes empresas, debido a que la mayor parte del presupuesto asignado a los medios digitales se asignó a los compañeritos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que en muchos casos tenían medios fantasmas lleno de publicidad del Estado.

No hay comentarios: