El Cañero

Cañero_186-1 by Miguel Rone on Scribd

8 de septiembre de 2020

La miopía empresarial de La Romana

Lic. Juan Francisco Melo


   Los clientes tienen tantas alternativas y todas buenas, que las empresas pagan muy caro cualquier error que cometan. 
    La competencia se lleva a los clientes en el primer descuido y recuperarlos no es una tarea fácil, las empresas que no entienden no podrán sobrevivir y seguirán teniendo una gran miopía que lo llevará al fracaso. 
    Hay una lista inmensa de empresas que tienen su lápida en La Romana: supermercado HyM, supermercado Ortiz, supermercado Romana, Plaza Latina, panadería La Cócora, La Tania, Celio Pozo, etcétera, los supermercados ya tienen panadería. Farmacia Carmen, Yanet, America, Gil Morales, San Miguel, otras. 
     Hoy son franquicias nacionales con nuevas ofertas, farmacia boutique, servicio a domicilio, ofertas. Al ritmo que vamos podemos correr el riesgo de perder nuestra identidad y terminar siendo nada para nadie. 
Uno de los casos que mejor ilustra esta situación es el caso de CHEVROLET. En una época este llegó a ser el prototipo del automóvil de la clase media en los EUA, por lo cual dominó ese segmento del mercado, pero confundido por su éxito, los directivos de Chevrolet decidieron expandir su concepto, quisieron crear autos caros, deportivos, pequeños, para trabajar, camiones, tractores y otros. 
    Con estos nuevos productos la calidad de Chevrolet se perdió, al igual que su participación en el mercado, esta marca que fue la más vendida en el mercado americano, hoy es superada notablemente por Honda, Ford, Toyota, Nissan, Kia. 
Para usted producir un cambio en su producto o empresa a la ciega, sin tener una visión comercial de desarrollo, cuál es la vida útil de su producto, sin tener usted una investigación del mercado, un plan de marketing y un plan estratégico de desarrollo de su producto y empresa, con miopía le puede pasar lo mismo que a Chevrolet que tenía un 90% del mercado y ahora tiene menos de un 10%. Sin la presencia del corona virus. 
     Piense cómo LEE IACOCCA, quien llegó al gigante del automóvil Ford Motor que tenía grandes problemas económicos y las ventas de Ford no crecían, no tenían demanda. 
     Cuando llega Lee Iacocca inició los planes para construir un vehículo que conectará con los norteamericanos y el automóvil que ellos deseaban, fruto de un estudio realizado por IACOCCA, tenía que ser algo especial, porque el público se había vuelto más exigente, más consciente de la calidad, un factor significativo del estudio eran los autos importados que cada vez abarcaban una mayor porción del mercado. 
    Entonces IACOCCA creó, diseñó y lanzó al mercado el Ford Mustang que rompió todos los récords de ventas. El primer año vendió 417,800 Mustang y este carro salvó la Ford de la quiebra y se formó la mustomania .Este fue presentado oficialmente al público en la feria el 17 de abril de 1964. 
     Esto provocó la salida del Camaro que era una copia del Mustang y nunca tuvo la grandeza, ni el mérito, el prestigio que era montarse en un Mustang. 
IACOCCA también tuvo que salvar al moribundo gigante de Chrysler, tan pronto Lee llega a esta empresa la bolsa de valores empezaron a subir sus acciones. 
Porque no tenía miopía y no trabajaba por impulsos, emociones, oídos, imaginación o yo creo y yo pienso, el trabajaba con un equipo de expertos, ingenieros, diseñadores y estrategas de mercados. 
Es tanto así que cuando a Ronald Reagan le ofrecen la candidatura a la presidencia de EUA el pone como condición que acepta si IACOCCA es quien le dirige su campaña y gana con un amplio margen. 
     Las cosas pueden empeorar por esta pandemia del corona virus y quizás usted quede ciego por completo, no se puede apostar a que en algún momento volverá la calma, por el contrario las cosas empeorarán para usted por la sencilla razón de que las opciones parecen fomentar la creación de nuevas ideas, nuevos negocios y más opciones que satisfacen al consumidor. 
     Porque la proliferación de alternativas constituye otro ciclo de retroalimentación positiva para el consumidor y tendrá la opción de elegir. 
Usted puedes seguir su miopía comercial, pero bajo su propio riesgo. 
Juanfmelo
 

No hay comentarios: