El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

8 de diciembre de 2018

Una puntilla de luz para celebrar mi cumple


Por Tony Arias Gil
Luego que llegamos a cierta edad, a los que nos gusta viajar, quedarse en la casa, no es la mejor opción para divertirse en su cumple. Mira cuál fue mi regalo #MasAllademiCalle en mi 48 cumpleaños.
En el 2017 logramos dar un paso hacia esa visión de crecer. Celebramos nuestro cumpleaños en Montecristi, visitando el morro, las salinas, sus playas, recorriendo sus casas y disfrutando su gastronomía... Mira aquí nuestra crónica de esa ocasión.
Mira cómo nos fue: Mi regalo de cumpleaños
Este 2018 no podía hacer algo parecido por múltiples razones. Así que hicimos un viaje distinto en la bicicleta y llegamos hasta la playa Punta de Torrencilla. Primera vez que visitaba este lugar.
Quería ver la salida del sol. Y de verdad que no me arrepiento de la obra de arte que pude ver desde allí.
Más Allá de la bendición de ver el amanecer, me tomó por sorpresa unos visitantes que no esperaba. Cuando tomaba la foto del pescador en la orilla, él me grita y no entiendo, hasta que mis ojos se percatan de los animales que van saltando entre las aguas del mar.
Los visitantes no eran más que delfines, que según el joven  cada vez que pasan por la orilla le roban todas sus presas. Nada, él los deja que pasen y prepara nuevas cantadas.
Yo que no esperaba ver delfines, salí de ahí con dos regalos de cumpleaños.
La Punta
Esta es una de esas zonas que pudieran ser un mirador turístico. Lamentablemente está abandonado, entre vegetación, restos de comida y de botellas de vidrio.
Sin embargo, allí puedes ser sorprendido por las bellezas de un amanecer y los detalles naturales que permiten vivir una experiencia inolvidable.
Eso me sucedió al iniciar la celebración de mi cumpleaños 48 esperando la salida del sol en esta punta.

No hay comentarios: