El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

20 de diciembre de 2018

LA TAZA DE LA TIA DE CARLOS MARQUEZ, ES OBRA LITERARIA MARAVILLOSA


Autor Víctor Villegas-
La taza de la Tía de Carlos Márquez, es todo un poema de carácter épico lirico que llega como anillo al dedo ya que en la primera parte este autor plantea su convicción respecto a la poesía y precisamente ese es mi criterio sobre la producción poética.
Lo expreso con mucha satisfacción, en el principio del extenso poema se ha plasmado algo que yo sostengo y es que para mí no existe el creador, el poeta no crea como no lo hace el artista, toda vez que el objeto de su arte está fuera de él.
Para mí la poesía está fuera de nosotros y uno lo que hace es investigarla y descubrirla en la naturaleza, la realidad y la vida para luego a través de la palabra llevarla a las emociones.
Considero que el poeta y el artista son científicos, como todo aquel que investiga en la naturaleza por Ejemplo los químicos y los físicos buscan las leves y los fenómenos que están fuera de ellos con el objetivo de mejorar la vida y darle mayor bienestar al hombre.
De igual forma el poeta busca fuera de él lo que no es visible para todo el mundo ya que la poesía se ubica en la realidad que vivimos cotidianamente y es una forma de esclavitud.
El hombre, cuando tiene que comer, acostarse, trabajar, visitar amigos hace una rutina que si no ve más allá lo deja atrapado en la realidad inmediata que interpreto como forma de esclavitud.
Sin embargo, existe la otra realidad, aquella que tiende a transformar la cultura y cambiar cosas. Es la realidad que nosotros los escritores debemos aprender para entonces llevarla al ser humano a través de la maravilla de la palabra de la misma manera que un científico químico produce algo nuevo que sirve para curar enfermedades.
Ese es el producto del científico, mientras el del poeta es el poema, que tiende a estimular las neuronas provocando una emoción, un relajamiento que a fin de cuentas se traduce en felicidades.
En la Taza la Tía, Carlos Márquez se imagina la poesía fuera de él y por ello entiendo que coincide conmigo por lo menos en cuanto a que no creamos la poesía.
Él presenta la poesía como algo que el hombre en su estado mas animal vio con asombro y el motivo de ese asombro es el espectáculo de la naturaleza, primer momento en que el hombre produce su afán de descubrir y explicarse lo que pasa fuera de él, naciendo así el mito que no es más que la explicación irracional de lo que rodea a los seres.
En ese estadio el hombre trata de desentrañar los misterios de la naturaleza y se convierte en el primer científico en su estilo primitivo al tiempo que convertía el mito en arte, de filosofía e historia.
De ahí que este asombro de Carlos Márquez en su obra, se queda como algo que no puede explicar por su contenido mágico y misterioso y al no poder hacerlo, recurre a consultar la taza, algo que como todos sabemos, en este país hay gente que tiene mente bastante fuerte y puede leerla.
La Taza de la Tía es toda una mirada, una panorámica de la historia de los pueblos, así encontramos a los griego, a los romanos, los indues, los chinos en fin todas aquellas culturas que han hecho posible que la vida evolucionara hasta nuestros días.
Es una gran experiencia lo que encontramos en este largo caminar por la historia del hombre, donde Carlos Márquez encuentra tantas preguntas que se ha hecho el hombre sin todavía tener la cabal contestación a los ministerios que la naturaleza se reserva.
El poema es un bellísimo contexto donde no sólo encontramos el largo trayecto del poeta a través del mundo, sino también el largo camino de las emociones poéticas y las emociones líricas.
Yo creo que es un poema maravilloso que tiene una unidad como muy pocas veces se puede detectar aquí. Aquí hay muy buenos poetas y poemas y entiendo que la Taza de la Tía se inserta entre los más logrados y será motivo de estudio ya que da en el clavo planteado la necesidad de incursionar en la historia sin quedarnos en las palabras y las puras metáforas
Al leer este poema de Carlos Márquez , recuerdo otro magnifico poema de la literatura universal que es Anábasis de Saint John Perse quien inicia un viaje por los mares.
No me atrevo hacer comparaciones pero, la Taza de la Tía tiene en su intención cierta similitud con Anábasis.
En líneas generales, la obra podría tener detalles de observación pero en modo alguno esos detalles, invalidan el valor total de la obra.
Yo espero que Carlos Márquez siga trillando este camino, siga el trayecto de lo mejor del lirismo dominicano y universal ya que esa mezcla de la épico y lo lirico es lo que más conviene al desarrollo de nuestros pueblos. Creo que si él observa bien, podrá notar hasta dónde la poesía por el camino de la historia y las emociones, contribuirá con la transformación de nuestras culturas.
Ningún poeta es alto ni autentico y brillante sino contribuye con la modernidad, el cambio de la cultura y la transformación y el crecimiento de un pueblo. La poesía debe tener ideas, no puede ser vacía por lo que ningún poema formado únicamente de palabras y metáforas tiene validez ya que los hombres no vivimos aislados.
Es el momento en que hay que ver la poesía y la literatura como una ciencia, para descubrir lo que nos reserva la historia y la naturaleza y contribuir con el bienestar y libertad.
Estas fueron las palabras del poeta Víctor Villegas durante la puesta en circulación del poema La Taza de la Tía, del poeta dominicano Carlos Márquez.

No hay comentarios: