El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

29 de diciembre de 2018

“El Ateneo ha sido una universidad para mí”


Por Antonio Suárez Varela
Un hombre mayor en la biblioteca del Ateneo
Miguel Soto, uno de los fundadores del Ateneo Popular Español de Zúrich, una institución fundada hace medio siglo por emigrantes españoles.
El Ateneo Popular Español de Zúrich es una de las instituciones más veteranas en Suiza fundadas por emigrantes españoles. El pasado mes de noviembre festejó su 50º aniversario en el barrio de Hottingen, donde se visionó el documental ‘R-evolución permanente’ de Javi Rodríguez García. La historia de este centro cultural está estrechamente unida a su fundador Miguel Soto Reverté que sigue en activo.
Miguel Soto ha sido el alma del Ateneo Popular Español desde los inicios y a sus 84 años sigue al pie del cañón. “El Ateneo nació en circunstancias especiales”, recuerda este badalonés (Barcelona) en entrevista con swissinfo.ch. “Era el año 1968, cuando los estudiantes intentaban cambiar el orden preestablecido en el famoso Mayo Francés.” El movimiento se extendió desde París a otras capitales europeas y también llegó a Zúrich, donde la juventud ocupó un inmueble emblemático en el centro de la ciudad. “El nacimiento del Ateneo tiene relación con estos acontecimientos porque algunos inmigrantes teníamos la conciencia de que en España gobernaba una dictadura”, enfatiza.
El centro cultural es fundado en septiembre de 1968 por inmigrantes españoles afincados en la ciudad. Desde los inicios celebra sus actos de forma...
Una tribuna libre y abierta al diálogo
Miguel Soto asistía con frecuencia a los actos organizados por los sindicatos en la Volkshaus de Zúrich. Es ahí donde se formó ese grupo inicial constituido por él y los cofundadores Celestino Picaso, Ladislao Amigo, Pepe Álvarez, Julia Sancho y Paco Rique. “Al principio nos costó ponernos de acuerdo porque éramos de distintas procedencias”, recuerda. “Pero hablando entre nosotros, fue madurando la idea de crear una asociación que adoptara los idearios de la Revolución del 68.”
El Ateneo comenzó sus andaduras por el mes de septiembre de aquel año. Sus fundadores tenían unas firmes convicciones democráticas y antiautoritarias. “Queríamos crear una tribuna libre y abierta al diálogo, en la que tendrían cabida todas las opciones políticas, menos la derecha que estaba gobernando en España”, recalca.
Durante su primera etapa, el Ateneo fue una plataforma para disidentes y activistas políticos que denunciaban el régimen franquista, pero también un lugar de encuentro para intelectuales, artistas, músicos, investigadores y literatos. Cuando murió el dictador Franco se montó una gran juerga. Las cosas cambiaron cuando en 1977 se abrió el campo de las libertades. “Comprendíamos que ya no era nuestro deber denunciar”, señala.
Encontronazo con Camilo José Cela
Por el Ateneo han pasado personalidades tan ilustres como el escritor y dramaturgo Jorge Semprún, el arquitecto Santiago Calatrava, el escritor Francisco Ayala o la periodista Rosa Montero. Otro célebre novelista que pasó por Zúrich en un acto organizado por el ayuntamiento, fue Camilo José Cela. Con motivo de la celebración del décimo aniversario de la asociación, se organizó en 1978 una ‘Feria del Libro Español en Suiza’ inaugurada por Semprún.
En aquella ocasión vino el escritor gallego a leer parte de su obra. Después, se abrió el debate. Miguel Soto fue uno de los primeros intervinientes y tuvo el coraje de encararse con el autor de La colmena: “Le dije que se había aprovechado del régimen franquista y que el rey le había nombrado senador a dedo. Mi comentario le enfureció hasta el punto de querer salir del podio”, rememora.

No hay comentarios: