El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

21 de diciembre de 2016

Algunas Costumbres Gringas

Rafael Torres
Una de las cosas que me da cuerda, me la monta y me traquetea aquello es lo imitadores y monos que son algunos dominicanos de las costumbres de los gringos.
Para esta fecha los del Norte Brutal y Revuelto acostumbran a hacer regalos a sus seres queridos. ¡Ay cañajo! Pues a hacerlo aquí también. ¿Habrase visto? Ya las tiendas ofrecen "especiales", lo que antes se llamaba baratillo en buen castellano.
Pero "special" es baratillo en idioma inglés y hasta eso tiene que ser traducido para joder más el idioma que nos dejaron los españoles.
No sea pendejo vaya pa'l carajo no joda coño. ¿Que regalo navideño el carajo? También celebran al jodio Santiclo y botaron a los tres árabes de los camellos, asan un desabrió pavo y hasta lo rellenan con vainas raras que a mí me sabe a pura eme.
Ya no saben sazonar un puerco y asarlo, ni hacer pasteles en hojas, ni empanadillas de yuca ni pastelitos de harina. Ahora toman vino, whiskey, ginebra, vodka y demás vainas importadas.
El Brugal y demás familiares es lavagallo y el Caballo Blanco, Crema de Oro y el Anís Confite son mierdas de la plebe. Están cambiando lo nuestro, nuestras auténticas tradiciones.
Y los hay que cierran su casa, se van con la vieja a un hotel o restaurant caro a un "buffette" carísimo de Nochebuena y sus hijos por otro lado se van a una discoteca a dar brincos hasta el amanecer.
Y esto después de haber celebrado en fechas anteriores el Thanksgiving, halloween, hasta el 4 de julio y el reperpero del Black Friday. Resulta que sus hijos no saben bailar merengue ni bachata, sino rock, punk y demás vainas de fuera.
No comen mangú', ni arepitas, ni mondongo, longaniza, bofe, tocino ni morcilla mucho menos ¡Uakala! Lo de ellos es pan cake, corn flakes, hot dogs y demás basuras.

Mientras tanto yo recuerdo mi época y sigo la tradición, lo que vi desde que tengo uso de razón, admiro de otros países que son fieles a sus tradiciones y las conservan y lamento, me da muchísima pena , el que algunos dominicanos estén cambiando lo suyo por lo foráneo.

No hay comentarios: