El Cañero

9 de febrero de 2017

Por qué el escribir a mano sobrevive incluso entre las grandes empresas tecnológicas

Un cuaderno con una hoja en blanco y creyones Derechos
de autor de la imagen GETTY IMAGES
Alison Birrane (BBC Capital).- Un retorno a "técnicas tradicionales" está elevando las ventas de artículos de escritorio.
Como muchas personas, cada enero Ángela Ceberan se fija objetivos para todo el año y cada domingo en la noche, planifica y organiza su semana.
Sin embargo, en vez de hojas de cálculo y sofisticadas aplicaciones de teléfonos inteligentes, la fundadora de la empresa de relaciones públicas Flourish PR utiliza un bloc de notas, una anticuada agenda y una pila de revistas.
Con su ayuda, deja fluir una lluvia de ideas, elabora listas y crea un tablero de visión.
Y no es para nada tecnofóbica.
Por qué los famosos están volviendo a usar los viejos teléfonos con tapa
Nativa digital con fuerte presencia en las redes sociales, Ceberan divide su tiempo entre Australia, su lugar de residencia, y San Francisco, EE.UU., donde están varios de sus clientes de start-ups.
Es solo que para algunas tareas, prefiere la simplicidad, flexibilidad y tactilidad de la hoja impresa: "Escribo en mi agenda y lo siento más flexible", dice.
"Siempre puedo sacarla. Puedo concentrarme".
Y Ceberan no está sola. Una rápida exploración de las redes sociales ilustra un silencioso retorno al humilde encanto de la papelería y la escritura a mano.
La ciencia detrás
Y la ciencia sugiere que esa clase de personas tradicionales quizás esté en lo cierto.
Publicar un comentario