El Cañero

Cañero_184-1 by Miguel Rone on Scribd

8 de septiembre de 2018

Qué es la Enmienda 25 con la que algunos en la Casa Blanca sugirieron destituir a Trump


Según el polémico artículo de opinión de alguien que es descrito como "alto funcionario del gobierno" publicado por 'The New York Times', la capacidad mental del mandatario es tema de preocupación, al punto que se ha hablado de activar un mecanismo para su destitución.
CARLOS CHIRINOS VÁSQUEZ
WASHINGTON, DC.- Dudar de la capacidad mental o de la idoneidad del adversario debe ser una de las más frecuentes descalificaciones que se hacen entre sí políticos rivales en todos los países. Pero en el caso de Donald Trump parece que las dudas están en su propio equipo de gobierno y pueden amenazar su permanencia en el cargo.
Según un inusual y polémico artículo de opinión sin firma que publicó este miércoles en su página editorial The New York Times, alguien que es descrito como funcionario del gobierno de Trump asegura que la capacidad mental del mandatario ha sido tema de preocupación, al punto que se ha hablado de activar un mecanismo que permite su destitución.
 “Dada la inestabilidad que muchos hemos presenciado, hubo tempranos cuchicheos dentro del gabinete de invocar la Enmienda 25, lo que dispararía un complejo proceso para sacar al presidente. Pero nadie quería precipitar una crisis constitucional”, indica el anónimo autor de la nota.
No es la primera vez que alguien expresa dudas sobre la salud mental del presidente de 72 años. Algunos han asegurado que sus competencias están disminuidas y se refieren a cómo ha cambiado su competencia verbal en las últimas tres décadas. En mayo pasado, cuando su anterior médico personal aseguró que el certificado de salud que había dado sobre Trump cuando era candidato lo había redactado el propio magnate surgieron dudas sobre la capacidad mental del ahora presidente.
Pero esta es la primera que alguien dentro del gobierno, como afirma el diario neoyorquino que es este autodenominado miembro de la 'resistencia' que escribe el artículo, se refiere al planteamiento de destituir al presidente declarándolo incapaz de gobernar.
La sola sugerencia de que el vicepresidente, junto a 8 de los 15 miembros del gabinete, pueda usar el expediente para sacar al presidente suena a algunos, no solo a los acólitos de Trump, como un intento de dar un golpe de Estado palaciego. Eso sin contar los inmensos problemas políticos y constitucionales que acarrearía.
Qué dice la enmienda
La enmienda fue aprobada en 1967, cuatro años después del asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy. En sus primeros puntos establece cómo es el procedimiento para sustituir al mandatario en caso de muerte o renuncia, cosa que se puso en práctica en 1974 cuando el renunciante Richard Nixon dejó el poder en manos de su vicepresidente Gerald Ford.

No hay comentarios: