El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

9 de julio de 2019

"Busquen donde indica el ángel": el Vaticano abre dos tumbas para intentar resolver un misterio de hace 36 años


En un nuevo giro en uno de los casos sin resolver más complejos de Italia, dos tumbas de un cementerio de la Ciudad de Vaticano serán abiertas este jueves para investigar si contienen los restos de una niña de 15 años que desapareció misteriosamente en Roma hace casi cuatro décadas. La familia de la víctima hizo la solicitud de buscar en ese lugar pues recibió un mensaje anónimo que señala que allí podría estar su cadáver.
Era verano de 1983. El 22 de junio Emanuela Orlandi, la hija de un prominente trabajador del Banco del Vaticano, salió de la escuela de música en la basílica de San Apolinar en Roma y nadie la volvió a ver. Desde ese día su familia no ha tenido paz y numerosas teorías han rodeado la misteriosa desaparición de la adolescente de 15 años.
Aunque han pasado casi cuatro décadas, el caso aún sigue vivo, tanto así que su madre y hermano, quienes todavía viven en las premisas de la Santa Sede, han logrado que la fiscalía vaticana autorice la apertura de dos tumbas en el cementerio teutónico para buscar los restos de la niña. Una pista anónima les indicó que allí podría estar enterrada, según informó la agencia de noticias italiana ANSA.
"La decisión fue tomada en el contexto de uno de los archivos abiertos tras la petición de la familia de Emanuela Orlandi que, como bien se conoce, en meses recientes reportó el posible ocultamiento de su cuerpo en el pequeño cementerio ubicado dentro del territorio del Estado Vaticano", señala un comunicado donde la oficina de prensa del Vaticano hizo el anuncio en nombre del promotor de justicia (fiscal) Gian Piero Milano y el adjunto, Alessandro Diddi.
La adolescente Emanuela Orlandi desapareció después de una clase de música en Roma en junio 22 de 1983. Crédito: AP
El vocero de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, se refirió al caso como uno "largo y doloroso y complejo", explicando que abrir estas tumbas será apenas el inicio de un proceso tras el que procederán rigurosos análisis de ADN de los restos que puedan ser encontrados.
A esta decisión "se ha llegado después de una fase de investigación en la que el fiscal junto con la Gendarmería vaticana ha llevado a cabo estudios en profundidad destinados a reconstruir las principales etapas judiciales del caso", aseguró.
Una pista anónima
Los familiares de Emanuela han exigido desde hace años que el Vaticano investigue su desaparición y revele todos los documentos oficiales sobre la investigación, pero fue solo hasta hace poco que recibieron una carta anónima con una foto de la tumba con la frase "busquen donde indica el ángel". Esto provocó que la Santa Sede abriera una investigación que derivó en la decisión de abrir tales tumbas.
La tumba se encuentra en el cementerio teutónico, dentro de los muros vaticanos, donde una vez estuvo el llamado Circo de Nerón, lugar de martirio de muchos de los primeros cristianos, que posteriormente pasó a ser propiedad de una fundación alemana.

No hay comentarios: