El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

14 de mayo de 2014

Nuestra ascensión al “Pico Duarte”

Por Miguel Rone

Santiago.- Corría el mes de agosto del año 1962, en los tiempos de nuestra adolescencia, un grupo de mozalbetes, liderados por un joven ya, universitario de la Plaza Valerio o Parque Ramfis, llamado Nelson Beato, hijo del dueño de la barra “El Morocho”, padre de los Beatos; Nelson, Fausto y Nando, estos últimos cayeron abatidos en cruz en el frente de la casa de los Macusin, en la joya, frente del Matadero Municipal, en un enfrentamiento desigual a cuchillos y machetes, Nelson había emigrado a New York dejando sus estudios inconcluso.

De Nelson Jamás luego de su partida hemos vuelto a saber. Nelson nos propuso la ascensión del Pico Duarte, ya el grupo tenía la experiencia de haber escalado varias montañas de la Cordillera Septentrional, como Diego de Ocampo, quien esto escribe pernocto dos veces en su cima.

Aparte de quien relata Miguel Rone, participaban en el grupo que yo recuerde; Eldon García, de la García Copley; Sigilfredo H. Guzmán de la misma calle y otros tres que recuerdo, todos del Barrio de la Tabacalera excepto Nelson Beato.

Salimos un mañana bien temprano a coger bolas en el Monumento, que era donde comenzaba la carretera Duarte, ahí subimos a un camión que nos transportó hasta la entrada a Jarabacoa en la vega y de ahí una camioneta por cuarenta centavos (0.40) que hicimos un serrucho para pagar, nos llevó hasta Jarabacoa.


En Jarabacoa luego de comernos unos pastelitos de los que ahora llaman “Yaniqueques” con Mabí, otra camioneta en la parte de atrás; así eran estos viajes, nos transportó hasta Manabao, comunidad a la que se llegaba, por un camino carretero que era utilizado por los camiones que hacían sus transporte de cargas desde los aserraderos que habían en la Cordillera Central, debemos destacar que todo era verde por la gran cantidad de pinos que allí abundaban. Continuara.-

No hay comentarios: