El Cañero

1 de junio de 2017

Al independentismo le tiembla el pulso y entra en un momento crítico

Por J.R.V. - esdiario.com
Madrid, España.- Puigdemont, presidiendo la reunión de los partidos a favor del referéndum independentista.
Nada por aquí, nada por allá, ¿dónde están la fecha y la pregunta del referéndum? La enésima cumbre de los impulsores del “proceso” se salda con un nuevo aplazamiento de las decisiones.
La Generalitat amaga pero no da. Sigue mareando la perdiz. En una cita, la de este lunes, que se suponía decisiva para la confirmación de la fecha y la pregunta del referéndum ilegal de -supuestamente- septiembre, Carles Puigdemont volvió a desafiar al Gobierno pero, en realidad, se limitó a volver a emplazar a las fuerzas soberanistas a un nuevo plazo, los próximos 15 días.
Todo, tras una hora de reunión en la sede del Ejecutivo catalán con los partidos defensores del proceso y horas después de que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría acusara a Puidegmont de "jugar" con la consulta como "táctica electoral".
De hecho, para rebajar de nuevo las expectativas, el presidente catalán rehuyó comparecer ante los medios de comunicación y envió a su consejera portavoz, Neus Munté. Munté aseguró que fijar la fecha del referéndum es "imprescindible" pero se negó a confirmar cuándo Puigdemont lo hará. Por eso, limitó el contenido de la cumbre de este lunes a un "intercambio de opiniones", rebajando claramente las expectativas iniciales.
No ha sido un buen día para Puigdemont: Rajoy ganó un aliado en Sánchez y él perdió uno en Colau

"No hemos llegado a ninguna conclusión ni ningún acuerdo", explicó Munté, para reconocer que el Gobierno catalán no está "en condiciones" de fijar ya la fecha y la pregunta del referéndum, como reclamaron el fin de semana las entidades independentistas y sus socios de la CUP. Pero los partidos que sostienen Junts Pel Sí siguen enredados en un juego de promesas a sus bases conscientes de que la viabilidad de la consulta es nula.
Publicar un comentario