El Cañero

22 de abril de 2016

Todo es truco, todo es falso

RAFAEL PERALTA ROMERO

Ya es  conocida la justa indignación de los dominicanos por  el falso acto de graduación  de  2,500 personas que, supuestamente fueron alfabetizadas por el programa Quisqueya Aprende Contigo. El alcalde de Santo Domingo, Roberto Salcedo,  a quien le montaron aquella tragicomedia, acudió muy emocionado  a protagonizar   la burda actuación.
Sin embargo, los presuntos graduandos, entre ellos algunos borrachos,  al ser consultados por periodistas del canal  CDN dijeron que no habían recibido ninguna instrucción  y que desconocían la razón por la que estaban en aquella velada. Algunos sabían que se trataba de un acto político, pero no entendían por qué les colocaron  esclavina.
En breve tiempo, ese hecho pasará al olvido y posiblemente salte a las primeras páginas de los diarios otro similar. La capacidad de   engaño sobresale entre los perfiles del actual gobierno.   Las artimañas van desde intentar la construcción de una carretera secreta hasta vender  la ilusión de una revolución educativa en el país.
El pasado miércoles se  informó del cierre de  una escuela pública que funciona en un local rentado, debido al atraso en los pagos por parte  del Ministerio de Educación.  La escuela básica Nuevo Amanecer,  en la calle 6 de Sabana Perdida, fue cerrada porque el propietario del plantel lo tomó  por causa de la deuda.
El presidente Danilo Medina, en su afán de ser reelegido, promete  cuartos privados con aire acondicionado en los hospitales, pero resulta que los centros de salud del Estado andan de mal en peor. El más grande hospital de Santiago, por ejemplo, sólo tiene en servicio la  tercera parte de sus salas, pues las otras están cerradas.
 Alguien  denuncia que el Estado ha sido  estafado con  400  millones de pesos  con la remodelación del  hospital Marcelino Vélez, en Santo Domingo Oeste.  Deivis Ventura, candidato a diputado por el Partido Revolucionario Moderno,  dijo que el  proceso  inició en 2009, los trabajos comenzaron en 2013 y todavía no concluye la reconstrucción.
El señor presidente promete colocar en las escuelas  una computadora para cada estudiante. Independientemente de las engañifas que surjan en el proceso de compras, hay una evidente: vivimos en un país  con grave insuficiencia de  energía eléctrica. Hoy mismo han  sacado del sistema eléctrico 265 megavatios por “razones comerciales”.

Para el gobierno todo depende de la “percepción”. La delincuencia que azota noche y día es “percepción”. Las denuncias  y críticas  de la oposición son “percepción”.  Mi percepción me hace recordar  el tango “Las Cuarenta”, del argentino  Francisco Gorrindo (1908-1963),  cuando dice: “Hoy no creo ni en mí mismo. / Todo es truco, todo es falso, / y aquél, el que está más alto, es igual a los demás...”
Publicar un comentario