El Cañero

16 de abril de 2016

Abinader rechaza intención de Danilo de crear más impuestos a la comida, combustibles, teléfonos, salud, educación, y a salones de belleza

TAMAYO, Bahoruco.- El candidato presidencial Luis Abinader condenó este viernes la intención expresada ayer por el presidente Danilo Medina de crear nuevos impuestos que agravarían las ya difíciles condiciones de vida de la población.

“Aquí hasta los niños saben que cuando el presidente Medina menciona las palabras reforma fiscal, como lo hizo ayer en el Consejo de la Empresa Privada, está hablando de subir el ITEBIS, los impuestos a los combustibles, a los aceites, al café, chocolate, mantequilla yogourt y otros alimentos", dijo.

Y agregó que "Todos sabemos que cuando Danilo habla de hacer una reforma fiscal se está refiriendo  a gravar con nuevos impuestos los servicios telefónico y de Internet y hacer lo que nunca se había hecho,  que es gravar con impuestos a los salones de belleza, sin descartar la salud y educación”, señaló el candidato presidencial del PRM y aliados durante una multitudinaria concentración en Tamayo, a donde llegó sobre el medio día.

"Si no lo quiera Dios ocurriera la desgracia de que el presidente Medina impusiera su reelección, ya él se lo dijo ayer a los empresarios: impondría otra reforma fiscal con una gran cantidad de impuestos,  esta vez para que los contribuyentes le paguen el despilfarro que está haciendo en nóminas políticas, nominillas clandestinas, viáticos, una enorme campaña propagandística y publicitaria en favor de sus intereses políticos personales, y otros derroches", afirmó el candidato presidencial de los partidos Revolucionario Moderno, Reformista Social Cristiano, Dominicanos por el Cambio, Humanista Dominicano, Frente Amplio, Convergencia por un Mejor País,  y muchos otros partidos y movimientos

Abinader declaró que por el contrario, el gobierno que establecerá a partir del 16 de agosto cortará los excesivos e innecesarios gastos en que incurre la administración del presidente Danilo Medina, estableciendo una política de gasto público de calidad, "invirtiendo donde es necesario y ahorrando donde ahora se está derrochando”.  
Publicar un comentario