El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

25 de junio de 2015

Democracia en Guaza

RAFAEL PERALTA ROMERO
rafaelperaltar@gmail.com
Después de la aplastante aniquilación de sus adversarios  internos y eliminar,  a troche y moche, el precepto   constitucional que impedía la repostulación del presidente Danilo Medina, los seguidores del mandatario andan borrachos  de triunfalismo. Parecen creer que la población  valora  el actual gobierno igual que ellos.
Prueba de ello es la petición del  ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, quien propone que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) convoque  una asamblea  del comité central para proclamar a Medina como el candidato presidencial para las elecciones de 2016. En ese partido se hablaba antes de congreso elector, para este asunto.
Del Castillo considera al presidente Medina como un fenómeno político, al tener un porcentaje de popularidad “abrumador” en su tercer año de gobierno. Tener  alta aceptación sería un verdadero fenómeno para un gobernante que no ha resuelto  problemas fundamentales del pueblo: desempleo, crisis energética, inseguridad ciudadana…
Con la atropellante  alteración a la Constitución, el actual gobernante  se coloca en capacidad de competir por la candidatura  en su partido. Pero el doctor Leonel Fernández, presidente del PLD, no ha perdido su derecho de optar por la misma posición. La democracia  implica participación, competencia, disenso.
Algunos  vinculados a Medina andan diciendo que Fernández, ex presidente de la República,  no levantará más cabeza. Olvidan que el liderazgo comprado no es duradero, y el Presidente se ha agenciado adhesiones a pura concesiones de recursos materiales. Conviene a Danilo Medina  disminuir el efecto  de lo que pasó en el Congreso Nacional.
El joven ministro -hijo de un buen amigo-  hace referencia  a que el presidente Medina, como  candidato, aparecerá en la casilla de la mayoría de los partidos políticos que participarán en el certamen del 15 de mayo del 2016.  Y eso,  precisamente, no es bueno para la democracia, pues es demostración  de avasallamiento.
Al Presidente  le falta vencer al doctor Fernández o convencerlo de que no se presente al congreso elector del PLD. Si llegara a ser el  candidato,  Medina sólo no aparecerá en la casilla del PRM (Partido Revolucionario Moderno) y otros grupos que  con éste formarán la Convergencia por un Mejor País. La democracia no es así.
Falta  decir lo que ocurrirá con los fondos que asigna  el Estado a los partidos políticos. El candidato  peledeísta se beneficiará casi de la totalidad  por haber absorbido  al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y al Reformista Social Cristiano (PRSC), los cuales junto al PLD recibirán  más de 644 millones de pesos.

Cuando una cosa no aparece, en Miches, mi pueblo,  se le suele ubicar en un lugar quimérico llamado Guaza. Por ahí anda nuestra democracia.

No hay comentarios: