El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

21 de junio de 2015

Abinader inicia plan Victoria 16 con “mano a mano” y proceso de inscripción en Villa Francisca

SANTO DOMINGO.- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno, Luís Abinader, encabezó un mano a mano en  la barriada de Villa Francisca en el Distrito Nacional, en el inicio simultáneo del Plan Victoria 16 y el  programa de nuevas inscripciones anunciado por el PRM para fortalecer la alternativa del cambio en las elecciones del 2016.
En una actividad que inicialmente reunió a cientos de dirigentes y seguidores en el parque Enriquillo de la Avenida Duarte, el economista y empresario recorrió diversos tramos de las calles Ravelo, Yolanda Guzmán, Rafael Atoa, Humanitaria, Vicente Noble, Caracas, Doctor Betances, Francisco Henríquez y Carvajal, José Martí y  Paris, donde concluyó la caminata.
Al conversar con periodista, Abinader describió la actividad como el arranque del Plan Victoria 16, que habrá de consolidar la tendencia del cambio que se percibe en el país luego que el Partido de la Liberación Dominicana impusiera una reforma constitucional, sonsacando la representación parlamentaria del Partido Revolucionario Dominicano y del Partido Reformista Social Cristiana, en una práctica antidemocrática que ha generado un amplio rechazo en la sociedad dominicana.
Tras señalar que el país ha comenzado a cambiar políticamente, se declaró convencido de que a final de este año su propuesta presidencial  estará arriba en las encuestas y el PRM será la primera fuerza política   del país.

Esa tendencia –apuntó Abinader-  “se ha acelerado en las últimas semanas en la medida en que el PLD  se reafirma como la continuidad de un modelo de gestión que insiste en repartir el presupuesto público por conveniencia politiquera, mientras se agudizan los grandes problemas que azotan a la población, incluyendo la inseguridad ciudadana, los apagones, la falta de agua potable, el desempleo, la corrupción administrativa, la impunidad, la crisis  del transporte  y la inequidad en la inversión pública.

No hay comentarios: