El Cañero

4 de septiembre de 2016

Galloloquismo

Por Rafael Torres
Si hay algo que me duele y al mismo tiempo me intriga es por qué tantos dominicanos tienen al menos su país.
Por qué reniegan de él y llegan hasta el extremo de maldecirlo. He tratado muchos nacionales de distintos países y no he notado en ellos una actitud parecida.
Hablan con orgullo de sus costumbres, su historia, su comida, en fin, quieren, añoran lo suyo y quieren volver a su país de paseo si están bien establecidos aquí. Y lo hacen y lo disfrutan.
En cambio hay nacidos aquí que se sienten avergonzados de ser dominicanos. Y así lo pregonan a los cuatro vientos. Y si por casualidad han obtenido la ciudadanía norteamericana ahí es que se paran las aguas. ¡Se creen gringos! Y dicen tener los mismos derechos de los Kennedy, los Clinton y los Rockefeller.
El galloloquismo llega a su máxima expresión en esos cerebros descontrolados. En verdad no entiendo a esos "ciudadanos".

Tengo que releer al Dr. Antonio Zaglul, de quien muchos de esos "civilizados ciudadanos" no conocen ni un carajo.
Publicar un comentario