El Cañero

25 de septiembre de 2016

De Guindos: «La falta de gobierno empieza a pasar factura a la economía»

De Guindos no cree que el caso Soria vaya a desgastar al PP, aunque reconoce que infravaloraron el impacto mediático y político de la designación. Él mismo pidió a Soria que renunciara

España.- Dice Luis de Guindos que su intención sigue siendo dejar el Gobierno una vez pase esta situación de interinidad. Sus planes eran también publicar sus memorias de estos cuatro años al frente del Ministerio de Economía una vez fuera del Ejecutivo, pero la actual anomalía política no ha podido parar las máquinas de la imprenta y la pasada semana llegó a las librerías «España amenazada». 
Viene a ser una defensa a ultranza de su trabajo y el de su equipo para sanear el sistema financiero español y evitar el rescate total de la economía. Lo cuenta en 186 páginas que son una suerte de crónica llena de anécdotas y confidencias sobre qué, dónde y cómo negociaban los líderes políticos y financieros el devenir de la economía española reciente.
Por ejemplo, describe un encuentro con los principales banqueros del país para tratar el saneamiento de la banca unos días antes de la dimisión de Rato. «Emilio Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Isidro Fainé (La Caixa) y Rodrigo Rato (Bankia) estaban aquella tarde sentados a mi alrededor tomando un modesto tentempié y hablando de miles de millones de euros difíciles de digerir». 
Así describe esa reunión celebrada el 4 de mayo de 2012 en una sala redonda del ministerio presidida por una mesa de gran tamaño, la misma sala en la que un mes después se decidiría el rescate bancario y en la que recibe a ABC. 
La entrevista se produce dos días después de la presentación del libro, que no solo le ha cogido siendo aún ministro sino inmerso en la polémica desatada por el caso Soria y que le obligó a explicarse en el Congreso de los Diputados.
Publicar un comentario