El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

3 de marzo de 2021

Importancia de los ecosistemas terrestres de República Dominicana

 “Para conocer, amar, conservar y defender la biodiversidad y las áreas protegidas es imprescindible que las exploremos y descubramos la riqueza biológica, cultural y de esparcimiento que guardan”.

YVONNE ARIAS - Plan Lea


Santo Domingo, LD.- Conocer y amar para conservar y defender Nuestra isla La Española, posee una gran riqueza de ecosistemas que ofrecen servicios ambientales que garantizan la vida. Principalmente en las áreas protegidas se encuentra una gran biodiversidad que incluye especies endémicas y nativas, muchas de las cuales se encuentran en peligro. Las áreas protegidas surgieron como una necesidad de salvaguardar el patrimonio de los pueblos.

En nuestro país la singularidad y unicidad de muchas de estas les ha valido el reconocimiento internacional, por lo que han sido denominadas y declaradas como Reserva de la Biosfera, Zonas Especialmente protegidas, entre otras categorías. Para conocer, amar, conservar y defender la biodiversidad y las áreas protegidas es imprescindible que las exploremos y descubramos la riqueza biológica, cultural y de esparcimiento que guardan, para el disfrute nuestro y de las próximas generaciones.

La afirmación de que amamos lo que conocemos es repetida con frecuencia, aunque lamentablemente no siempre lo interiorizamos y ponemos en práctica. Cuando nos ponemos en contacto con nuestras riquezas naturales tenemos la oportunidad de conocerla y aprender, lo que nos da una base para amarla, protegerla, conservarla y defenderla.

Defender basado en conocimiento y o en la ciencia corresponde a una élite, pero hay otras maneras de conocer, amar, respetar y conservar sin la necesidad de ser especialistas. Podemos actuar por ética, al reconocer el derecho que tienen los demás seres vivos de compartir el planeta, porque consideramos que los ecosistemas y la biodiversidad son hermosos y deben ser disfrutados tal como están o no dañar por compasión.

Al parecer la clave para preservar los servicios ecosistémicos y la biodiversidad es que actuemos desde nuestras propias convicciones, pero que actuemos en favor de la naturaleza, porque así actuamos en favor de nosotros mismos.

La buena salud del medio ambiente es garantía de la salud humana

La buena salud del medio ambiente es la única garantía de que la humanidad esté saludable. La tierra ha estado sometida durante décadas a un ataque despiadado que ha causado grandes impactos, hasta llevarla a la crisis actual. La biodiversidad se encuentra en crisis, lo que ha sido demostrado por varios estudios científicos como el de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas, publicado en 2019. El mismo explica que alrede­dor de 1 millón (25%) de todas las especies de plantas y animales evaluadas (muchas de estas en áreas protegidas) se encuentran amenazadas de extinción.

Los países han tratado de coordinar acciones para enfrentar esta crisis, a través de convenciones ambientales y objetivos de desarrollo sostenibles comunes. El objetivo 15, “Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad” sostiene que “los ecosistemas sanos protegen el planeta y mantienen los medios de subsistencia. Los bosques, los humedales, las montañas y las tierras secas, en particular, proporcionan innumerables recursos y servicios ambientales”.

Recorramos la diversidad y singularidad de los ecosistemas terrestres

Los ecosistemas terrestres dominicanos y especialmente los que se encuentran en las áreas protegidas ofrecen múltiples opciones para disfrutar de un ambiente sano que permite apreciar el paisaje, los sonidos, colores y olores naturales, y por supuesto hábitats y biodiversidad extraordinarios y únicos.

Entre los ecosistemas recomendados por especialistas para visitar se encuentran el bosque nublado, el seco (espinoso, latifoliado y de montaña), el de pinar y sabana pajón. Las principales áreas protegidas que deberíamos incluir en nuestras visitas son Las Dunas de Baní, Las Cuevas del Pomier, Jaragua, Sierra de Bahoruco, Monte Cristi, Los Haitises, Valle Nuevo, Nalga de Maco, Ébano Verde, Qui­ta Espuela y El Zorzal.

Durante la visita a los ecosistemas terrestres es recomendable usar vestimenta cómoda que nos protejan del sol e inclemencias del tiempo, cumplamos con las normas establecidas en el área, respetemos al personal y a las comunidades anfitrionas. Al regresar de seguro que tendremos recuerdos inolvidables que nos motiven a compartir la experiencia, promover la visita y gestionar apoyo para la conservación de tan valiosos y espectaculares ecosistemas.

La Semana de la Geogra­fía es un aporte a la educa­ción de Listín Diario y Plan LEA; auspiciado por Propa­gas y su Fundación Propagas; el Ministerio de Educación, Banco Popular, Grupo Jaragua, Grupo Ramos, Cooperativa San José, Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (Anamar), Fondesa, Instituto Nacional de Formación y Capacitación Magisterial (Inafocam), Instituto Panamericano de Geografía e Historia (Sección Nacional Dominicana), Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos, embajada de China y Banco de Reservas.

No hay comentarios: