El Cañero

Cañero_183-1 by Miguel Rone on Scribd

31 de mayo de 2021

PRODUCTORES, GANADERIA Y MINISTERIO PUBLICO ERRADICARAN EL CUATRERISMO EN EL PAIS

 Vianny Dolice Mejía Peguero

El principal destino de reses y caballos, vivos o muertos, es Haití

Debido al incremento del cuatrerismo y el sacrificio de animales de forma ilegal, que en las últimas semanas se ha incrementado en el país, representantes de la Dirección General de Ganadería y la Procuraduría General de la República, a través de su Departamento de Protección Animal, sostuvieron un encuentro para buscar soluciones a esta situación, que afecta a grandes, medianos y pequeños propietarios de distintas zonas.

En la reunión, que tuvo lugar en la sede de la Dirección General de Ganadería, participaron el director de esta entidad, Giovanny Molina; la doctora Marilyn Rafaela Lois Liranzo, coordinadora de Operaciones del Departamento de Protección Animal de la Procuraduría; Eric Rivero, asesor agropecuario del Poder Ejecutivo y presidente de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro).

También participaron Milton Núñez, subdirector de Ganadería; doctor Rafael Tobías Artiles, asistente del director de Ganadería; Rafael Núñez, director de Sanidad Animal; doctor Carlos Lizardo, ex director de Ganadería; Nelson Landestoy, supervisor del proyecto D-1 Ganadero, y Alvin Rojas.

La doctora Lois Liranzo, en su calidad de representante del Ministerio Público, explicó que prácticamente a diario se llevan a cabo robos de reses y caballos para comercializarlos, ya sea en pie o sacrificados.

Dijo que el Ministerio Público tiene sometimientos y casos apoderados ante la Justicia de robo de animales en San Pedro de Macorís y Hato Mayor, pero que esas acciones también se han extendido a otras zonas del país.

Mientras que Eric Rivero dijo que “en un solo día se han detenido más de 90 personas con caballos sin papeles de pertenencia; o sea, que es un negocio que está causando males a lo largo y ancho del país, que involucra a cientos de animales.

“Con la colaboración de todos los sectores involucrados, hacemos un llamado a la Policía Nacional para que siga apoyando, lo mismo que al Ejército, que también debe ser parte de esto, porque hay zonas donde los militares tienen presencia en las carreteras”, afirmó.

El dirigente agropecuario consideró que deben ser cientos los animales que son transportados hacia la región Sur, muchos de estos con destino final en Haití, y que se debe trabajar de forma mancomunada en los controles de Ganadería en las carreteras, como acción preventiva que no se limite solo al tema de sanidad.

“Esta situación, que afecta a una parte importante de la población, Ganadería, aunque tiene como mandato solamente ejercer el control de carreteras por sistema sanitario, también está trabajando para hacer la alianza necesaria y llevar a cabo los sometimientos con los apresados que violen la ley y puedan ser castigados con penas más severas, como las penas por maltrato animal y la de hurto o robo”, explicó Rivero.

Afirmó que el robo de caballos para enviarlos Haití, vivos o sacrificados, es un secreto a voces, y que en pasadas administraciones en Ganadería había en las carreteras un descontrol total, que cuando llegó el equipo actual a Ganadería, se comenzaron a poner controles internos, y que eso trajo como consecuencia que en un solo día fueron agarrados 91 caballos sin papeles, que eran transportados en camiones por la carretera del Sur, rumbo a la frontera.

“Como se le puso difícil la carretera transportando los animales en pie, comenzaron entonces a sacrificar caballos”, agregó.

Cuando el director de Ganadería dijo no entender por qué tantos animales son transportados desde la región Este hacia el Sur, Rivero explicó que el Este es la región con las más amplias extensiones de terrenos, donde la gente tiene mayor cantidad de reses, y muchas veces el cuidado de los animales no es tanto como en el Sur, donde hay pequeños predios y los productores le dan una protección más especial.

Giovanny Molina expresó que al llegar a la institución puso más rigores en cuanto a control interno, y que eso conlleva que se exija el estricto cumplimiento en el transporte de animales, “cuyos responsables ni siquiera llevaban ninguna documentación sanitaria y ni la certificación de los alcaldes”.

Y concluyó: “En cada accionar de nosotros, en esa paralización de ganado equino, ovino, tanto sanitaria como legal, le hemos avisado a al Ministerio Público”.

No hay comentarios: