El Cañero

Cañero_183-1 by Miguel Rone on Scribd

26 de mayo de 2021

CHARLES SUMNER: Bernardo Vega y la viña de Nabot

 J.M. Sing

CHARLLES SUNMERS

Recientemente, el senado de la República Dominicana aprobó el cambio de nombre de la avenida Charles Sumner de la ciudad de Santo Domingo. Uno de los argumentos positivos, es decir de los que se promovieron para la sustitución, fue que el personaje a quien se quería homenajear había instalado su empresa en esa avenida. Eso llamó mi atención.

¿Quién fue el senador estadounidense Charles Sumner y cuál fue su relación con nuestro país? Para saberlo, se deben usar como referencia sus proclamas antiesclavistas —por las que en plena sesión del senado llegó a recibir una paliza de un colega suyo, que lo mantuvo fuera de su asiento en la cámara durante tres años— y sus dos discursos ante la asamblea del senado (en 1870 y 1871), oponiéndose al intento de anexión de la República Dominicana a los Estados Unidos de América, durante el gobierno del presidente Ulysses S. Grant.

Quienes en el país han pretendido desacreditar la memoria y el buen nombre del senador Sumner, en vez de basarse en sus propias declaraciones oponiéndose a la anexión, lo han relacionado con lo dicho por otros miembros del senado de la época, que también rechazaban la anexión, pero basados en motivos por completo diferentes a los de Sumner.

Un ejemplo es el artículo ¿Por qué los americanos no nos anexaron en 1871?, de Bernardo Vega, publicado en el medio digital Acento el 1.° de enero de 2019. El escritor nunca responde esa pregunta; lo que hace es dedicar el escrito a criticar al grupo de senadores que, aunque se opusieron a la anexión, habían sido etiquetados como racistas. Entonces, entremezcla las posturas de ellos con los argumentos del principal opositor a la anexión, el senador Sumner, llegando incluso a mencionar al Ku Klux Klan, epítome del racismo en los Estados Unidos, pero que no tuvo absolutamente nada que ver con el episodio histórico de la pretendida anexión. Tal vez es en el cierre de su artículo, cuando Vega revela su verdadera intención: “Esos discursos me recuerdan a Trump. El tema persiste”, concluye.

Ya que no es mi intención hacer un análisis del personaje de Charles Sumner como tema, este post se limita a recoger mi impresión sobre el contenido de sus discursos de oposición a la anexión de nuestro país. Creo que es importante considerar algunas cosas con relación a estos discursos. Sólo las voy a nombrar.

La primera es el título de su intervención en el senado en el año 1870: “La Viña de Nabot”, que alude al relato bíblico acerca del rey Acab, su mujer Jezabel, y el modo despiadado e inhumano con que trataron a un personaje llamado Nabot, dueño de una viña adyacente al palacio, de la que el rey pretendía apropiarse. (ver: I Reyes 21: 1-29).

Luego está su oposición a la doctrina de Monroe y al intervencionismo norteamericano y, de igual manera, su creencia en la libre determinación de los pueblos. Su discurso en el senado, en el año 1870, destaca su oposición a la violencia, al abuso de poder de una nación grande contra una más pequeña y la corrupción implicada en el tratado de anexión, propuesto a instancias del presidente dominicano de entonces, Buenaventura Báez.

 Leí ambas intervenciones de Charles Sumner ante el senado de los Estados Unidos de América y no vi ninguna alusión, racista u ofensiva hacia los dominicanos ni hacia los afro descendientes, todo lo contrario. La trayectoria del senador de Massachusetts demostró una firme defensa de lo justo. Él fue, sin duda, un humanista.

No hay comentarios: