El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

14 de junio de 2019

“Los museos de arte suizos tienen que feminizarse”


Por Alexandra Kohler
Fanni Fetzer, directora del Kunstmuseum de Lucerna
La directora del museo Fanni Fetzer: “En las exposiciones de arte contemporáneo debe haber una relación de género equilibrada”.
En Suiza, las mujeres son poco visibles en el mundo del arte, afirma Fanni Fetzer, directora del Kunstmuseum (Museo de Arte) de Lucerna. Pero no basta solo con exhibir más arte realizado por mujeres; el “cómo” se expone es también crucial.
swissinfo.ch: Sra. Fetzer, según los datos de que disponemos, durante los últimos 11 años de su gestión en el Kunstmuseum de Lucerna solo el 33% de las exposiciones individuales han sido protagonizadas por mujeres. ¿Nada más?
Fanni Fetzer: Esas cifras duelen y significan que tenemos todavía mucho trabajo por delante. Tengo la sensación de que ahora estamos llevando a cabo un programa muy feminista, buscando una relación de género equilibrada. Constantemente pienso: ¿qué puedo hacer en los próximos dos o tres años de exposiciones para presentar el mismo número de artistas varones y mujeres? Como directora tengo una gran responsabilidad, pero también dispongo de un espacio creativo que quiero aprovechar.
swissinfo.ch: ¿Con qué estrategias cuenta para promover a las mujeres artistas?
F. F.: Cuando se prepara una exposición de una determinada época se puede hacer un esfuerzo para mostrar artistas femeninas desconocidas, en lugar de siempre los mismos hombres. Por ejemplo, hace ya bastante tiempo que se incluye a Sophie Taeuber-Arp en las exposiciones de surrealistas y dadaístas. Pero solo obtuvo la atención que merecía a partir de que la Kunsthaus de Aarau mostrara su obra completa. En la actualidad, Sophie Taeuber-Arp es una de las artistas más famosas de Suiza, al igual que ocurre con Meret Oppenheim, por ejemplo.
swissinfo.ch: Por regla general, los artistas conocidos –por lo tanto, en su mayoría hombres– son los que atraen al gran público. ¿De qué manera pretende usted cambiar esa situación?
F. F.: Por ejemplo, atrayendo al público mediante un nombre famoso, pero al mismo tiempo concediendo más espacio en el museo a la parte menos conocida de la artista. En 2020 la artista será Marion Baruch. Puedo dedicarle más espacio y el público podrá verla en una retrospectiva. Hacer varias exposiciones al mismo tiempo es una buena estrategia.
swissinfo.ch: ¿Y si solo se puede hacer una?
F. F.: Desgraciadamente, las exposiciones individuales de artistas desconocidas no son siempre la solución.
swissinfo.ch: ¿Por qué no?
F. F.: Pongamos por ejemplo el caso de Sonja SekulaEnlace externo. Es una artista muy querida para mí. Era originaria de Lucerna y bastante desconocida. En la década de 1930, Sekula vivió en Nueva York y allí frecuentó a los artistas locales. Era lesbiana, psicológicamente inestable y mujer, y todo eso junto fue un obstáculo para su carrera. Pero sus obras pueden competir tranquilamente con las de nombres como Jackson Pollock. Una parte de su obra se encuentra en nuestra colecciónEnlace externo: en 2016 quise dedicarle una exposición, pero al final la exhibí en grupo.

No hay comentarios: