El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

26 de junio de 2019

La "gigantesca" reserva de agua dulce hallada bajo el océano Atlántico (y qué esperanzas brinda para las zonas áridas del planeta)


BBC News Mundo
Bajo el océano se puede encontrar agua dulce.
El fondo del océano Atlántico esconde un tesoro mucho más valioso que el de cualquier barco pirata: agua dulce.
Aunque suene extraño, un grupo de geólogos de la Universidad de Columbia, en Nueva York, afirma que en la costa noreste de Estados Unidos reposan casi 3.000 kilómetros cúbicos de agua dulce atrapada en sedimentos porosos bajo el agua salada del mar.
El hallazgo, aunque sorprendente, era algo que ya se sospechaba. Los expertos creen que este tipo de depósitos de agua dulce son abundantes, pero aún se sabe muy poco sobre sus volúmenes y su distribución a lo largo del planeta.
El "ataúd nuclear" que gotea material radioactivo en un atolón del océano Pacífico
Los científicos creen que este acuífero es el más grande que se ha encontrado hasta el momento. Lo califican de "gigantesco".
Según sus cálculos, la reserva recorre desde la costa del estado de Massachusetts hasta Nueva Jersey y abarca unos 350 km de la costa del Atlántico en esa región de EE.UU.
Si la reserva estuviera en la superficie, formaría un lago de cerca de 40.000 km2.
El "agua fósil" puede estar bajo el mar desde la Era de Hielo.
¿En qué consisten estos acuíferos, cómo se forman y por qué pueden ser prometedores para los humanos?
¿Cómo lo hallaron?
Para detectar la reserva de agua, los investigadores utilizaron ondas electromagnéticas.
Una pista que ya tenían es que en los años 70, algunas compañías petroleras que perforaban la costa no extraían petróleo sino agua dulce. Los investigadores, sin embargo, no sabían si solo eran depósitos aislados o algo mucho más grande.
Los animales acuáticos que Estados Unidos quiere usar como alarmas marítimas
Ahora, para conocer el área en detalle, desde un barco lanzaron sondas para medir el campo electromagnético en las profundidades.
El agua salada es una mejor conductora de ondas electromagnéticas que el agua dulce, así que por el tipo de señales de baja conductancia que recibieron pudieron concluir que ahí abajo había agua dulce.
También concluyeron que los depósitos son más o menos continuos, desde la línea de la costa hasta unos 130 km mar adentro. En su mayoría están entre los 180 metros y los 360 metros bajo el fondo del océano.
Los investigadores utilizaron ondas electromagnéticas para mapear la reserva de agua.
¿Cómo llegó el agua ahí?
Los geólogos creen que el agua dulce pudo almacenarse ahí de dos maneras.
Por una parte, se cree que durante el fin de la Era de Hielo, grandes cantidades de agua dulce quedaron atrapadas en sedimentos rocosos, algo que los expertos llaman "agua fósil".
Los "superpoderes" de las extrañas criaturas que viven en las zonas volcánicas de las profundidades del océano
Pero las investigaciones recientes muestran que los depósitos probablemente también se alimentan de la lluvia y de cuerpos de agua que se filtra a través de los sedimentos en la tierra y llegan hasta el mar.

No hay comentarios: