El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

22 de marzo de 2019

La cloaca de Higüey


HIGÜEY. El ingeniero Luis Rafael Medina dijo que la provincia La Altagracia tiene unas condiciones bastante difíciles, sobre todo en Higüey, producto de la situación del problema cloacal por el que atraviesa la provincia.
 “La cloaca de aquí se construyó a principio de la década del 70, del siglo pasado, cuando Higüey tenia una población de unos 20 mil habitantes, donde la superficie del pueblo era de unos dos kilómetros cuadrados en ese momento”, apuntó Medina.
Sostuvo que hoy este municipio pasa de los 35 kilómetros cuadrados y más de 400 mil habitantes, lo que quiere decir que la cloaca que se hizo en aquel entonces solamente está conectado el 7 %, aproximadamente, de la población de Higüey.
Esto significa que lo del casco urbano, los del centro, son los que están conectados a la cloaca, como los sectores El Tamarindo, Cambelén, San José, Savica y San Martin de Porres.
 “Cuando llega el turismo aquí, a la provincia, a partir de los años 80, que viene la explosión demográfica, fueron muchos los barrios que crecieron sin un ordenamiento urbanístico, como Villa Cerro, Juan Pablo Duarte, Pepe Rosario, Antonio Guzmán, 21 de Enero, ninguno de eso sectores están conectados a la cloaca”, indicó Medina.
Aseveró, también, que unos 20 millones de galones de aguas negras son descargados diariamente a los ríos Quisibaní como el Duey, que vienen precisamente de esos barrios, lo que pone en peligro la vida de los seres acuáticos, los que requieren un mínimo de oxigeno para poder sobrevivir.
Detalló que esto está afectando tanto a los ríos como al subsuelo, porque la gente ahí es que vierte las aguas negras y que esta situación afecta todos los sectores sociales de la provincia altagraciana.
Esto, en especial el sector salud, porque los excrementos humanos, al no dársele el debido tratamiento contamina los depósitos de agua subterránea y las demás fuentes acuíferas.
Indicó que esta situación crea un estado de insalubridad terrible, donde un amplio segmento de la población sufre de enfermedades hídricas, que son parte de las consecuencias que se vive por el mal manejo de las aguas residuales.

No hay comentarios: