El Cañero

19 de julio de 2017

Violencia psicológica continua desata la mayoría de femicidios

La Policía encontró los cuerpos de tres mujeres quemados ,
después de que el atacante los rociara con gasolina. Foto:
Paúl Rivas/EL COMERCIO
Sara Ortiz Redactora (I) /EL COMERCIO
Tegucigalpa.- Por ahora ningún familiar de las tres migrantes asesinadas la madrugada del lunes 17 de julio de 2017 ha llegado a la morgue de Quito. La Asociación de Cubanos en Ecuador incluso pidió a otros isleños que ayudaran a contactar a sus parientes en La Habana y así iniciar el proceso de repatriación de los cadáveres.
Lázara, de 21 años, su hermana Yudeisy, (15), y su madre, Yudelkys (44), murieron apuñaladas por un ecuatoriano de 25 años, expareja de la primera de ellas. El hecho ocurrió en la parroquia de El Quinche.
Estos tres crímenes se suman a una larga lista de víctimas a manos de sus parejas o ex convivientes. Las cifras preocupan al Gobierno. En los últimos dos años, los femicidios han aumentado. En el 2015 se reportaron 73 casos. Para el 2016 esa cifra pasó a 86 y en lo que va de este año ya superan los 80 femicidios, de acuerdo con el Ministerio de Interior.
Sin embargo, luego de tres años de haberse incluido este delito en el Código Penal, no hay un ente que unifique las estadísticas. El Ministerio de Justicia dice que hay 74 femicidios en todo el país hasta el 7 de julio, según el último reporte entregado a este Diario.
Aquí no se incluyen las víctimas del lunes. Ese día, poco después de conocerse el crimen de las migrantes, los agentes recogieron testimonios.
Un morador dijo que el atacante vivía con la familia, pero era una convivencia violenta: se escuchaban gritos y discusiones constantes por celos.
Publicar un comentario