El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

14 de enero de 2017

Motoconcho también se usa en mensajería

Diana Rodríguez
El servicio de motoconcho en la República Dominicana ha trascendido más allá del transporte de pasajeros. Hay quienes en el oficio han ganado tanta confianza de su clientela al punto de convertirse en el mensajero personal de la familia. Darío Grullar Mercedes es de esos motoconchistas que la responsabilidad y el esmero que ponen en su trabajo le han hecho merecedor del respeto tanto en su pueblo natal Hato Mayor como en Pantoja, Distrito Nacional, donde brinda sus servicios desde el 2001.
Los servicios que ofrece “Conejo”, como le llaman sus allegados, van desde depositar dinero en entidades bancarias hasta ir a buscar el gas de uso doméstico a la estación, comprar medicamentos y alimentos.
Cuenta que cuando emigró del interior hasta Santo Domingo se empleó en una ferretería, donde laboró por tres años. Con el dinero de sus prestaciones laborales compró una motocicleta con la cual ha mantenido a sus tres hijos.
 “Cuando llegué aquí mis compañeros de parada empezaron a decir, pero este muchacho llegó ahora y ya tiene más clientes que nosotros, es que la fama corre y yo nunca le he quedado mal a alguien”, dice.
Actualmente, “Conejo” tiene cuatro clientes fijos, entre ellos hay empresarios, que les asignan una agenda diaria que debe cumplir. “Yo tengo más de 15 días que no voy a la parada a transportar gente, porque tengo mucho trabajo”, agrega.

Para adquirir la confianza y la consideración del cliente, este hombre recomienda cobrar lo justo por cada servicio. “Yo he sabido cobrar 75 pesos cuando algo vale 100, solamente para ganar a esa persona”, dice. elcaribe.com.do

No hay comentarios: